Subió el impuesto a los autos 0 km para modelos desde $3,12 millones

A partir de hoy, el Gobierno sube la base imponible del impuesto automotor y afecta a modelos 0 km cuyo precio de venta es igual o mayor a $3.120.000 aproximadamente.

Con la última actualización, el 20 por ciento (tasa efectiva del 25%) afecta a modelos con precio mayorista igual o mayor a $2.216.200 (unos $3.120.000 al público) y el 35 por ciento (tasa efectiva del 54%) a aquellos con valores mayoristas desde $4.091.446 (cerca de $7.960.000 al público).

El gravamen se actualizó a partir de las subas que se registraron en el Sistema de Índice de Precios Mayoristas (SIPM) en los últimos meses. El objetivo es emparejar el mínimo no imponible al aumento de las listas de precios de las automotrices, aunque en el sector consideran que el ajuste es insuficiente.

Este mínimo no imponible estará vigente hasta el 30 de noviembre. En ese momento, el Gobierno analizará una vez más la situación del sector y ajustará (o no) la base, tal cual se viene realizando desde la creación de este tributo, en 2014.

El impuesto automotor impacta de lleno en el precio de decenas de autos a la venta en la Argentina; entre ellos, dos que se producen en el territorio nacional: la Toyota SW4, cuyo valor al público va de 6,62 a 7,03 millones de pesos, y el Volkswagen Taos, con precios de entre 4,44 y 5,56 millones de pesos.

El resto de los vehículos de producción local se venden hoy por debajo de esos valores, pero hay muchos que se ubican en el límite, como el Peugeot 208, el Chevrolet Cruze y el Citroën C4 Lounge. Las pick ups, por estar homologadas como vehículos comerciales, están exentas del impuesto.

El mínimo no imponible se actualiza en el marco de un mercado en baja: en agosto se patentaron a nivel local 31.167 vehículos, informó la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara), lo que marca una caída del 5,6 por ciento en relación con julio, cuando se registraron 33.008 operaciones.

“La demanda alta de agosto no se pudo satisfacer porque la oferta está restringida por la escasez de vehículos”, explicó el presidente de Acara, Ricardo Salomé, en un comunicado de la entidad. Salomé le pidió al Gobierno “que se contemple una mayor liberación de importaciones”.

En este contexto, los concesionarios bajaron las proyecciones por segunda vez en el año. Meses atrás, pasaron de 420 a 400 mil los patentamientos previstos, y ahora proyectan cerca de 385 mil para diciembre. “La segunda mitad del año continuará con una oferta escasa”, lamentó el presidente de Acara.