La inversión en Argentina se redujo casi 3% en julio

La inversión, medida en volúmenes físicos, se contrajo 2,9% en julio, respecto del mes previo, según un informe de la consultora Orlando Ferreres. La entidad advirtió que desde fines de 2020 se viene observando un estancamiento debido a la incertidumbre que genera el contexto macroeconómico.

La caída en comparación con junio fue causada por una baja del 10,8% en la inversión en maquinaria y equipo. Al interior de este segmento, resaltó el declive de la adquisición de equipos importados (-19,7%), muy superior al arrojado por la incorporación de equipos nacionales (-1,2%).

La merma general fue atenuada por un alza mensual del 4,7% en la inversión en la construcción. Aun así, el índice de Ferreres, en términos desestacionalizados, se ubicó en su nivel más bajo desde enero.

En comparación con julio de 2020 la inversión creció 23,4%. Esta mejora respecto fue impulsada por la división de la construcción, que mostró un salto del 43,7% en términos reales y acumula un alza interanual del 32,1% en los primeros siete meses del año. Cabe recordar, no obstante, que en varios meses del año pasado la actividad estuvo prácticamente paralizada por las restricciones sanitarias.

Paralelamente, la inversión en maquinaria y equipo aumentó 4,8% anual; la adquisición de maquinaria importada se incrementó 8,5%, mientras que la incorporación de equipos nacionales subió 1,5%. En lo que va del año acumula un aumento del 23,2%.

Según el informe, la inversión estimada en dólares fue de u$s6.170 millones en julio. “El estancamiento es una herencia del entorno macroeconómico, que alterna períodos de cierta calma relativa con períodos de reversión, sobre todo en el frente cambiario. Además, también hay una alta volatilidad en la política económica, en donde las regulaciones y los permisos de importación se van modificando conforme evoluciones la coyuntura”, expresaron desde Ferreres.

“Si bien en los próximos meses puede haber cierta mejora de la actividad, con la contracara del aumento de la inversión, el escenario electoral elevará los niveles de incertidumbre, por lo que no podemos esperar un cambio muy significativo sobre la tendencia actual”, proyectaron.

Fuente: ámbito