Pigerl presentó un proyecto para regular la instalación y voltaje de cercos eléctricos

El Diputado obereño Rafael Pereyra Pigerl, presentó un proyecto que cuenta con el acompañamiento del Frente Renovador, para crear el marco regulatorio para la instalación y uso de cercos eléctricos, electrificados o con voltaje destinados a la seguridad de uso privado. El aumento de la inseguridad lleva a muchos vecinos a electrificar sus tejidos con voltajes directos de la red, lo que representa un peligro para la comunidad. 

 

PROYECTO DE LEY
LA CÁMARA DE REPRESENTANTES DE LA PROVINCIA
SANCIONA CON FUERZA DE
LEY
ARTÍCULO 1.- La instalación y uso, en el ámbito de la Provincia de Misiones, de cercos
eléctricos, electrificados o con voltaje destinados a la seguridad y de uso privado, se rige por
la presente ley y las disposiciones que fije la reglamentación.
ARTÍCULO 2.- A los fines de la presente ley se entiende por cercos eléctricos, electrificados
o con voltaje al dispositivo destinado a dar una descarga eléctrica a quien entre en contacto
físico con el mismo o active un sistema de alarma o monitoreo.
Los cercos deben contener en su sistema los siguientes elementos mínimos:
1) elemento energizador que debe de cumplir con la norma específica establecida para estos
aparatos;
2) elemento aislador que impida que la energía pase a los postes;
3) elemento de conducción y soporte que permita la conducción de los pulsos eléctricos del
energizador a todo el perímetro instalado.

ARTÍCULO 3.- La autoridad de aplicación por vía reglamentaria puede establecer los
elementos que integren el sistema, forma de instalación y señalización, voltaje permitido,
altura de colocación, y otras especificación de relativas a su instalación y funcionamiento
destinado a disminuir la siniestralidad.
ARTÍCULO 4.- La instalación de los cercos eléctricos, electrificados o con voltaje, su
reparación, mantenimiento y remoción deben ser realizados por un profesional o técnico
matriculado o habilitado.
ARTÍCULO 5.- Quedan excluidos de las disposiciones de la presente ley los cercos eléctricos
de uso rural comúnmente conocidos como “boyeros eléctricos” y los utilizados en las
dependencias de las fuerzas de seguridad provinciales y nacionales y de las fuerzas armadas
acantonadas dentro de los límites de la Provincia de Misiones.
ARTÍCULO 6.- El Poder Ejecutivo establecerá la autoridad de aplicación de la presente ley.
ARTÍCULO 7.- Los cercos eléctricos, electrificados o con voltaje de seguridad, que se
encuentren instalados a la fecha de entrada de vigencia de la presente ley, deben ser adecuados
en un plazo de doce (12) meses de su reglamentación.
ARTÍCULO 8.- Comuníquese al Poder Ejecutivo.

FUNDAMENTOS
La presente ley propone regular la instalación y uso, en el ámbito de la Provincia
de Misiones, de cercos eléctricos, electrificados o con voltaje destinados a la seguridad y de
uso privado.
Con el fin de dar seguridad y evitar la invasión a las propiedades, las familias
cada vez más optan por instalar cercos eléctricos, electrificados o con voltaje que si entran en
contacto físico con algún cuerpo o elemento activan la descarga de pulsos eléctricos, alarmas o
sistemas de monitoreo.
Guillermo Valls de la Cámara Argentina de Seguridad Electrónica explicó a todas
las fuerzas políticas que integran el Concejo Deliberante de Rosario, según el portal La Capital
de publicación del 27 abril de 2021, que “los cercos se usan en Argentina desde hace 25 años y
cumplen con estándares de normas eléctricas nacionales e internacionales” y que “no hay
antecedentes de ninguna muerte por este tipo de sistema en el país, ni accidentes con
estas tecnologías”.
Todo lo referido a cercos perimetrales de seguridad está regulado por una ley y
sus fabricantes en Argentina tienen que certificarse bajo esa ley a través de un laboratorio
reconocido por las instituciones de regularización que determine que sea seguro
eléctricamente”, agregó.
Vals sostuvo además que “en la normativa hay también un anexo que indica cuál
es la corriente máxima que puede circular por pulso al momento de generar la
descarga para que no genere fibrilación”.
“Todos los artefactos destinados a seguridad tienen que cumplir con esta
medida para ser aprobados. Hay una guía de instalaciones, basada en la experiencia
internacional, que explica cómo resolver cada tipo de instalación, sea en muro, reja o en
lugares abiertos”, enfatizó.
En la Argentina existen iniciativas legislativas en forma de leyes y ordenanzas,
con el fin de regular a este sistema de seguridad, ejemplo, Provincia de Buenos Aires y Santa
Fe y Concejo Deliberante de Rosario.
Su uso cada vez se hace más extensivo y con el fin de reducir la siniestralidad
propongo que la instalación de los cercos eléctricos, electrificados o con voltaje, su reparación,
mantenimiento y remoción sean realizados por un profesional o técnico matriculado o
habilitado.
Quedan excluidos de las disposiciones los cercos eléctricos de uso rural
comúnmente conocidos como “boyeros eléctricos” y los utilizados en las dependencias de las
fuerzas de seguridad provincial y nacional y de las fuerzas armadas acantonadas dentro de los
límites de la Provincia de Misiones.