Según el Indec, la inflación bajó a 3% en julio y acumula 29,1% en 2021

En solo siete meses, llegó al nivel que se esperaba para diciembre. El dato de julio fue el más bajo en lo que va del año, pero alertan que la desaceleración será transitoria. Los alimentos volvieron a subir.
La inflación de julio fue de 3% y acumula 29,1% en 2021. La meta oficial para este año, fijada por el Gobierno en el Presupuesto, era de 29%. El dato mensual anotó la cuarta baja consecutiva y fue el más bajo del año. Sin embargo, no logra perforar el 3% desde septiembre de 2020, cuando marcó 2,8%.

En los últimos 12 meses, en tanto, el índice de precios al consumidor que elabora el Indec aumentó 51,8% y aceleró el ritmo interanual por octavo mes consecutivo.

Durante mes pasado, los incrementos fueron encabezados por los restaurantes y hoteles, que subieron 4,8%, con una fuerte suba en los servicios de alojamiento, en plenas vacaciones de invierno. También registraron alzas los servicios de salud (3,8%), por aumentos en los medicamentos; los alimentos y bebidas no alcohólicas (3,4%), por subas en verduras e infusiones; y otros bienes y servicios (3,2%).

“Varios rubros redujeron su tasa de inflación y permitieron una desaceleración general del IPC. Entre ellos se destacan Comunicaciones (0,4% versus 7% en junio); Indumentaria (1,2% vs. 3,5% el mes pasado), que registró la menor inflación desde febrero 2020; Transporte (2,3% vs. 3,3% en junio); Bebidas alcohólicas y tabaco (3,1% vs. 5,5% en junio), tras la suba autorizada de cigarrillos el mes anterior, aunque aún con fuerte aumento en bebidas alcohólicas; y Equipamiento y mantenimiento del hogar (2,7% vs. 3,2% en junio)”, destacaron desde el Ministerio de Economía.

Alivio momentáneo
Si bien el dato de julio es el menor del año, la actualización de precios se mantiene a un ritmo alto. Los economistas creen que puede moderar transitoriamente su escalada antes de las elecciones legislativas. La baja está sostenida sobre tres anclas: el dólar planchado, la baja actualización de tarifas y los acuerdos de precios. El problema que alertan los expertos es que, luego de los comicios, esos valores empezarán a liberarse.