En el mes del niño la Comisaría de San Javier agasajó a los más pequeños con bollos, chocolatada y varias sorpresas


Como a cada año los efectivos Policiales de “la dulce” juntaron todo lo necesario para la añorada y tradicional chocolatada, que esta vez fue servida el sábado por la tarde en el Barrio Bartel de esa ciudad, contando los uniformados con la colaboración de la municipalidad local e Iglesia, a fin de cumplimentar las medidas de bioseguridad y que se pueda llegar a cada familia. Los más chicos pudieron disfrutar de juegos al aire libre y compartir un día diferente con sus pares.