Analizan compatibilizar planes sociales con empleos temporales

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, afirmó que el Gobierno tiene esperanzas de que la economía crezca más de 7% este año, a pesar del traspié del segundo trimestre, y proyectó una aceleración en la recuperación del empleo.

Anticipó que Trabajo y Desarrollo Social están trabajando para agilizar el sistema de altas y bajas de planes sociales para que quienes reciben una oferta de empleo temporal no la rechacen por el hecho de no perder la ayuda del Estado. Y analizó ese fenómeno.

También evaluó la situación del turismo, la gastronomía y la cultura, que siguen muy restringidos por la pandemia. Y destacó el nuevo plan de incentivo para la generación de empleos en las pymes.

Esta semana se conoció que un productor agrícola de Misiones perdió $50 millones porque no consiguió trabajadores para la cosecha porque “preferían cobrar planes sociales”. ¿Qué lectura hace el gobierno de esto?

“Primero hay que tener en cuenta cuál es la estabilidad del empleo que se le ofrece a una persona. Levantar una cosecha es una ocupación de algunas semanas y luego la persona queda nuevamente desocupada. En segundo lugar, hay veces que la oferta laboral es informal e incluso con salarios que son miserables”, expresó.

¿Qué solución podría haber para estos casos?

“Los ministerios de Trabajo y de Desarrollo Social están trabajando en iniciativas para poder subsanar estas situaciones. Los trabajadores necesitan recuperar el plan social cuando terminan los trabajos temporarios o estacionales. Y por eso se está trabajando para agilizar los trámites de alta y baja cuando cambia la situación laboral de un trabajador. Pero hay que ser claros: si la oferta laboral es buena, es muy difícil que una persona la rechace por no perder el plan social”, indicó.

¿Qué pasa con el empleo?

“El empleo se está recuperando: se crearon 145 mil, desde el piso en agosto. Hay sectores más dinámicos: industria, construcción, servicios profesionales y economía del conocimiento. Y se destruyeron 25.000 en turismo, gastronomía y cultura”, aseveró.

 

Fuente: Vía País