UN CAFÉ ENTRE “TITO” Y EL “DOC”

Un bar fue sede de una reciente charla que reunió a los dos últimos alcaldes de Oberá. No es poca cosa. “Tito” y el “doc”, ambos renovadores y kirchneristas, son los máximos responsables de lo que pasa en la ciudad desde hace veinte años.

-Tito: ¿Por qué me citaste acá?, si en alguna de mis casas podíamos tomarnos unos amargos.

-Doc: Es que quiero pedirme un cortado. En diciembre me pianto a Buenos Aires y en el Congreso te sirven café. Así me voy acostumbrando.

-Tito: je, je, y a Nori le pedís un cortadito y te viene con un tazón de café con leche. Le quedó la costumbre de inflar todo desde que estaba en la CELO …Y decime, ¿para qué soy bueno?

-Doc: No podemos volver a perder una elección. Carlitos tiene tres objetivos: primero, descontado que en el total provincial vamos a ganar, hay que sacar los votos necesarios para meter dos diputados de tres. Segundo, el abogadito de Eldorado tiene que perder la interna. Y tercero, hay que recuperar Oberá. Y esa es toda mía. No sé qué hacer para recuperar el voto de la clase media. Si la burguesía obereña te baja el pulgar, cagaste. Y si no te consulto a vos, ¿a quién le voy a pedir consejo? ¿A Lezica? No me jodas.

-Tito: Je je, sí. La vez pasada Eduardo midió su imagen en su casa. Y le dio sesenta por ciento negativa. Pero lo banca Hugo, ¿qué querés?

-Doc: Perdí a Marilú. Y Daniel y Tony me patean en contra.

-Tito: Sí, pero empecemos por el principio. Tus gurisitos tienen más Facebook que calle. Y yo nunca dejé que ni Mónica ni Nori influyan más de lo debido.

-Doc: Está bien, pero ¿te crees que no nos sigue costando cubrirte? Tu gestión parece Vietnam, que todavía hoy explotan las bombas que quedaron por ahí.

-Tito: Olvidate de lo mío. Ya prescribió. Y para el 2023 va a ser otra cosa. No te voy a explicar a vos la diferencia que hay entre elecciones legislativas, donde todos hacen la plancha, y las elecciones a intendente y a gobernador, donde todos se juegan el cargo. ¿Sabés los huevos que le pone a una campaña un tipo que sabe que si no vive del acomodo político en el estado se caga de hambre?

-Doc: Por eso mismo Tito. No me preocupa el 2023, me preocupa ahora, septiembre y noviembre. Y me preocupa Oberá, claro. En el resto ya sé que no hay drama.

-Tito: A ver, tenes la CELO que es fundamental. Los medios son nuestros. Y el porteño es un caso perdido como ya te avisé. El otro, el flaquito de la página, tampoco tranza. Dani tiró la caña y no pescó nada. Pensá que estos no pusieron a ningún obereño encabezando porque el ego posadeño no lo toleraría. Por eso para mí los votos de la opo son los que ya tienen y no muchos más. Lo que hay que lograr es que vaya más gente nuestra a votar. Junten a la gente, pónganle más guita a Celia. Carlitos va a abrir más la caja. No te manda a Baires al pedo. No te puso para perder. En resúmen, me parece que te preocupas demasiado. Eso sí, dejá de mandarte tantas cagadas juntas en un año electoral porque sos una máquina de dar letra. Algunos votos nuestros van a ir para el pibe de Ramón y los radichetas orgánicos vienen al pie. De los “K” olvidate. Despegate bien y punto. Ya tenes dos de las tres que quiere Carlos. Y para Oberá yo soy optimista.

-Doc: Tirame algún camelo nuevo.

-Tito: No. Personalizá. Que todo pase por vos. Yo te diría, sos vos vs Macri y Cristina.

-Doc: Lo que me da cagazo es pensar que una vez que compramos casi todo arriba se empiecen a rebelar abajo.

-Tito: Para mí están parejos y se define con el porcentaje de votantes. Insisto, hay que movilizar más. Guita, reparto, caja, votos, victoria. A mí me funcionó siempre.

-Doc: Hum, vamos a ver. Bueno, me tengo que ir. Gracia, gracia…

-Tito: ¿En diciembre queda el pibe de Daniel?

-Doc: Sí. Che Tito, ¿volvés?

-Tito: Nunca me fui.

————————————————–

-Por Walter Anestiades

-Ilustración de Nicolás Eugenio Aguilar