Oberá se quedó sin jueces penales por licencias y Covid: “obviamente las causas van más lentas”

Desde hace tiempo, la jueza Alba Kulmann de Gauchat, titular del juzgado penal de Instrucción 1, está de licencia tramitando su jubilación, por lo que todos los casos de índole penal en toda la Zona Centro como delitos contra las personas y la propiedad; homicidios dolosos; culposo en accidente de tránsito; violaciones; robos; hurtos; lesiones dolosas y otros contra la integridad sexual; caen en el ya saturado juzgado de Instrucción 2, a cargo de Horacio Alarcón, pero ahora el magistrado está de licencia por Covid.

El año pasado, el Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Misiones, por Resolución Nº 929 dispuso que -como medida excepcional-, el Juzgado de Instrucción Nº2 de la ciudad de Oberá sea subrogado por la señora Juez Correccional  de Menores Nº1 de esa ciudad, Dra. Adriana Denise Zajaczkowski, pero también ha quedado de licencia por Covid, razón por lo que ahora todo cae en el juzgado Civil y Comercial, a cargo de Alfredo Cassoni.

“Por los juzgados penales pasan todos los delitos con penas que superan los 3 años, y es normal que los jueces sean subrogados, pero hoy en día porque una jueza no está y el otro con Covid, su suplente también con Covid, no tenemos jueces penales”, opinó un abogado local agregando que esto ocurre porque “no se han nombrado jueces nuevos y obviamente las causas van más lentas, la gente está detenida. Ya de por si la justicia va lenta por el Covid, hay muchos empleados con coronavirus”, aseguró.    

 

Desde 2018 hay un proyecto en la Cámara de Representantes de Misiones, presentando por el diputado Rafael Pereyra Pigerl y con dictamen de comisión, para crear un tercer Juzgado de Instrucción, y así alivianar los dos existentes que atienden en un área de más de 200 mil personas. 

Presentan proyecto para crear un tercer juzgado de Instrucción en Oberá y uno de Violencia Familiar