“La solución del gobierno es una bolsa de mercadería, hacés un reviro y chau”, dijo Silva sobre el acampe tarefero

Los tareferos se instalaron en la capital provincial desde la semana pasada reclamando ser atendidos por el  gobierno provincial.

La mayoría son de Oberá y aseguran que por las bajas temperaturas “se nos humedecieron las cosas y tenemos pocas frazadas”, pidiendo colaboración a la gente.

Por su parte, el dirigente de Tareferos Justos y dirigente del Pays, Hugo Silva sostuvo que, si bien este martes fueron atendidos por el coordinador de Gabinete, Víctor Kreimer, “no nos ponemos de acuerdo porque él quiere que nos vayamos así nomás, sin solucionar nada, porque es orden del gobernador”, lanzó.

“No estamos de acuerdo porque ya nos frustraron un acampe el año pasado, cuando la solución de ellos seguía siendo una bolsa de mercadería, la cual no soluciona nada porque con harina y aceite hacés un reviro y chau”, criticó el referente tarefero.

Sobre el fondo del conflicto, Silva explicó que, debido a la pandemia, muchos productores no pudieron trabajar en blanco durante este tiempo, con lo cual no pudieron cobrar el subsidio interzafra de 7.000 pesos: “Queremos que el gobierno reconozca el recibo del año pasado para poder cobrar”, indicó a La Voz de Misiones.

Asimismo, Silva refirió que, luego de trasladarle el pedido a Kreimer, éste “dijo que de ninguna manera se puede hacer eso, porque la plata exacta manda Nación y algo pone la Provincia, y no se puede”, contó y agregó: “Le pedimos el tema de huertas, el plan Misiones Trabaja y nos dijeron que no”.

Además, los tareferos plantean el conflicto generado con el pago de planes sociales: “Algunos tienen el salario universal y es mejor que trabajar dos meses, que te pongan en blanco y perder el salario universal”, ya que “te anotan en interzafra, te pagan dos meses cuando para la cosecha y todo el año no se cobra el salario universal, no conviene”.

“Los seis puntos del petitorio nos rechazaron”, se quejó Silva, apostado en la plaza central de la capital, y arremetió: “Seguimos en pie y vamos a seguir acá, no nos vamos a mover, hasta que el último compañero se quiera quedar”.

Según relató Hugo Silva, “anoche (martes) a las 12 nos tuvimos que apostar bajo la Casa de Gobierno bajo la lluvia para que nos dejen armar unas carpitas para la gurisada y nos dijeron: ‘Vamos a hacer una excepción por la lluvia, armen pero antes de que comiencen a circular los transeúntes levanten’”.

En este sentido, el trabajador aseguró que, esta noche, el acampe tarefero será a la intemperie “porque no se puede armar carpas”.

Además, lamentó que “nos rompieron una carpa a patadas los de Infantería” y que “anoche detuvieron a mi hijo y a mi sobrino por buscar cartón y los largaron recién hoy a las 10 de la mañana”.

“Vinieron de la Policía y nos estaban amedrentando, nos decían que si no dejamos la plaza la vamos a pasar mal, que de ninguna manera el gobernador va a retroceder, que las cosas se arreglan en los pueblos, pero no es así, arreglan con una bolsa de mercadería y después cagaste”, cerró el dirigente de Tareferos Justos.

 

La Voz de Misiones