Según Nación, Oberá es uno de los 7 municipios con “alto riesgo” de Covid en el país

La desescalada de la segunda ola del coronavirus en la Argentina le dio respiro a buena parte de los centros urbanos más golpeados por la pandemia. Las bajas en los contagios, en las hospitalizaciones en terapia intensiva y en las muertes se registran de manera consecutiva en las últimas dos semanas, aunque todavía hay lugares que el Gobierno mira con preocupación por el aumento de los casos, entre esos se menciona a Oberá, según publicó Infobae en base a datos del Ministerio de Salud de la Nación. 



Antes de anunciar el acuerdo para la adquisición de las vacunas de Pfizer, Carla Vizzotti puso ayer la lupa sobre siete distritos del país que el Gobierno sigue atentamente por su delicada situación epidemiológica. “De los 143 departamentos con más de 40.000 habitantes que veíamos en los mapas en color rojo por su alto riesgo, ahora hay sólo siete que están aumentando los casos”, advirtió ayer la funcionaria durante la conferencia de prensa.

Son siete municipios distantes geográficamente entre sí, poco poblados, pero que son considerados de “alto riesgo” y que, además, siguen bajo estudio del Gobierno porque sus contagios están en aumento, según los datos que maneja el Ministerio de Salud. La incidencia de los contagios es el primer elemento que se tiene en cuenta, pero también si la tendencia ascendente de las infecciones se acumula por más de tres semanas. Por último, se analiza el nivel de ocupación de las camas de terapia intensiva.

Los distritos con alto riesgo epidemiológico por casos de coronavirus en ascenso son Bella Vista (Corrientes), Pilcomayo (Formosa), Pirané (Formosa), La Rioja Capital (La Rioja), Oberá (Misiones), Avellaneda (Río Negro) y General José de San Martín (Salta), según los datos oficiales.

El departamento de Avellaneda, en la provincia de Río Negro, que incluye ciudades como Choele-Choel, es el distrito con mayor incidencia de casos. Registró 1.482 contagios por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas, la forma de medirlo que recomiendan las autoridades. Los números del departamento de Avellaneda son tal altos que quedaron cerca de duplicar la incidencia del segundo departamento con mayor preocupación por la suba de contagios.

Desde el gobierno de Río Negro explicaron a Infobae que los casos se dispararon por los partidos de fútbol, reuniones sociales por el día del amigo y las vacaciones de invierno. Otro problema dificulta la situación. El Valle del Medio, la zona afectada, no cuenta con camas de terapia intensiva. Si un enfermo necesita asistencia respiratoria en Choele-Choel debe trasladarse 180 kilómetros hasta General Roca, donde están las camas de terapia intensiva más cercanas.

La ministra Carla Vizzotti anunció ayer la preocupación por siete departamentos con alto riesgo epidemiológico donde están creciendo los casos
Otra provincia afectada por dos departamentos con alto riesgo epidemiológico y contagios en ascenso es Formosa. El departamento de Pirané registró una incidencia de 886 contagios por cada 100.000 habitantes. El departamento de Pilcomayo, que incluye a la ciudad de Clorinda -limítrofe con Paraguay-, registró una incidencia de 405.000 casos por cada 100.000 habitantes.

Pero más allá de los contagios, estos dos distritos formoseños fueron los que tuvieron la mayor cantidad de muertos en las últimas dos semanas, entre los municipios que analiza el Ministerio de Salud de la Nación. En Pirané, un departamento de 50.000 habitantes, se registraron 23 fallecidos en los últimos 14 días y en Pilcomayo hubo otros 20 muertos, según los datos oficiales.

El gobernador Gildo Insfrán culpó a la oposición por organizar actividades políticas que -aseguró- dispararon el aumento de los contagios en la provincia. “Esa es la consecuencia de los que vienen de afuera, pero también de algunos comprovincianos que no alcanzan a entender que la vida, la salud, están por encima de cualquier otro interés; todas las otras cosas se pueden conseguir en algún momento, pero la vida no”, dijo el mandatario provincial.

Las medidas tomadas por Insfrán durante la pandemia fueron cuestionadas por la oposición, pero también por organizaciones internacionales y por la Corte Suprema. El máximo tribunal judicial del país intervino para que Formosa permitiera el libre ingreso al territorio provincial, después de que unas 8000 personas permanecieron durante meses varadas en la frontera con Chaco.

“Alto riesgo”

El Ministerio de Salud clasificó 143 departamentos como alto riesgo en una primera selección que tiene en cuenta distintos factores. Una jurisdicción ingresa en situación de alarma sanitaria si en los últimos 14 días la incidencia es superior a 500 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes, si el porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva es superior al 80% o si la tendencia en la suba de casos es del 10% o más en tres semanas consecutivas.

Sólo siete de esos 143 departamentos mostraron subas de casos en las últimas dos semanas. Y entre esos municipios que son observados con atención aparece solamente una capital provincial, que es la ciudad de La Rioja. Es el tercer distrito entre los observados que registró una mayor incidencia: 636 contagios cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

“Los datos de la provincia muestran que venimos con una meseta en los contagios desde hace dos semanas, una meseta alta claramente, pero eso no significa que haya crecido más en estos últimos días. Esto tiene que ver con las aperturas de algunas actividades y también por las vacaciones de invierno ha generado mucho movimiento”, explicaron desde el gobierno de La Rioja.

Más allá de estos siete departamentos, los demás municipios catalogados como de “alto riesgo” están estables o en descenso, según los datos oficiales. La ministra Vizzotti destacó que, entre estos distritos señalados, ninguno pertenece al Área Metropolitana de Buenos Aires, la zona más densamente poblada y más golpeada por el coronavirus.

El desembarco de millones de vacunas alivió la segunda ola de coronavirus, la que más fuerte golpeó y llevó al país a superar los 104.000 muertos. Los números positivos se repitieron esta última semana, en comparación a la anterior: los nuevos contagios diarios bajaron un 5%, las muertes cayeron un 23% y la ocupación de camas de terapia intensiva bajó un 9%.

 

Infobae