Loreiro: “lo aprobaron a las apuradas en sesión urgente y a los 10 días lo veta, es ridículo… Hacen lo que se les canta”

Así lo manifestó el concejal del PRO, Horacio Loreiro, al responder las descalificaciones hechas por el intendente Carlos Fernández sobre el tratamiento del aumento del boleto, asegurando que la oposición no presentó ninguna propuesta escrita, no subieron a un colectivo y son “jarabe de pico”. 

El jefe comunal, que está en campaña para ser diputado nacional, en conferencia de prensa para anunciar nuevos subsidios a la empresa Capital del Monte a fin de bajar el precio del boleto a 35 pesos con tarjeta y 40 sin; aprovechó para criticar a los tres ediles que se opusieron al aumento aprobado por los concejales oficialistas dos semanas atrás, y que ayer fue vetado por el propio intendente. 

Con sorna, Loreiro dijo en declaraciones a La Radio “y ellos (los concejales oficialistas) presentaron e hicieron un profundo análisis, por eso se vuelve para atrás”, en referencia al veto. Agregó que “es la tercera vez que yo me opongo a estos aumentos”, y afirmó que el intendente “nos hace quedar muy mal frente a toda la sociedad, porque nos hace responsable de una cosa y después vuelve para atrás, es la segunda vez que lo hace”, recordó respecto al veto anterior también aprobado por los ediles oficialistas.  

Respecto a la frase de “jarabe de pico” y que no han subido a un colectivo, Loreiro se preguntó “¿él sabe lo que yo hago?… podríamos hacer un cambio de roles, yo me hago cargo de la intendencia y él viene a mi banca, a ver si cambian las cosas”, propuso.

“Hace cinco años que venimos haciendo audiencias públicas y son ellos los que no escuchan a los usuarios, y yo en todos los casos responsabilicé al intendente porque él es el único que debe garantizar el servicio por Carta Orgánica, no importa la empresa, pero nunca se ocupó”, afirmó. Señaló que la queja de los vecinos no es solo el costo si no “el mal servicio que presta la empresa con la connivencia del ejecutivo”. 

Además aclaró “porqué no hemos presentado algo por escrito, porque de 9 a 10 de la mañana nos citan a una sesión extraordinaria especial para votar el aumento, no había necesidad de hacer una sesión urgente, porque a los 10 días el tipo lo veta, es ridículo. Yo en esa sesión no me presenté, estaba viajando a Santa Ana, tenía pautado una entrevista para acompañar a unos de los concejales de Santa Ana”.

“De un momento para otro hicieron la sesión especial, a las apuradas, para que se de cuenta la gente el nivel de improvisación que tienen”, insistió Loreiro mencionando que antes de irse, ese día, firmó en desacuerdo porque en comisión “habíamos propuesto que el incremento fuera gradual”. “Hacen lo que se les canta, con soberbia, con falta de comunicación… todos los días pasa algo raro, es una sumatoria”, fustigó el concejal.