El Ministerio de Educación decidió que los chicos pasen de grado aprobando el 70% del contenido

Lo decidió el Ministerio de Educación, luego de la discusión técnica con las distintas jurisdicciones del país.
En las anteriores reuniones técnicas, el Ministerio de Educación había propuesto a los titulares de las carteras provinciales crear una “unidad pedagógica” que incluyera los ciclos lectivos 2020, 2021 y 2022.

Eso significaba que, como ocurrió en 2020, los alumnos pasarían de grado o de año con la posibilidad de acreditar los conocimientos en 2022, teniendo en cuenta la cantidad de días en los que estuvieron suspendidas las clases presenciales.

La idea fue rechazada por los ministros de la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba y Mendoza, entre otros distritos. Desde el Ministerio aseguraron que la propuesta de la unidad pedagógica era “una de las tantas alternativas que se discutía, pero no había resolución al respecto”.

Ahora, el Ministerio encabezado por Nicolás Trotta adelantó que propondrá que, para pasar de año, los alumnos deberán aprobar como mínimo el 70% de los contenidos priorizados.

La propuesta será presentada en la próxima Asamblea del Consejo Federal de Educación. El proyecto, según adelantaron fuentes oficiales, “se centra en el incremento de los tiempos de enseñanza para fortalecer la calidad de los aprendizajes desde agosto hasta diciembre y en febrero del 2022 para aquellas y aquellos estudiantes que lo necesiten”.

Según explicaron, el 70% de los contenidos requeridos “da cuenta de la participación efectiva en las actividades escolares tales como: clases, tareas y evaluaciones, que expresen los logros y progresos experimentados por las y los estudiantes”.

En el caso de 3° y 4° grado de la primaria, la promoción se dará cuando los alumnos hayan logrado su alfabetización inicial, es decir, cuando adquirieron las competencias de lectura y escritura básicas.

Los estudiantes que necesiten reforzar sus conocimientos tendrán instancias de intensificación de la enseñanza. “Se trata de un período especial de dictado de clases y de trabajo pedagógico en febrero 2022 con las y los estudiantes que terminan salita de 5 en el nivel inicial; 6to. o 7mo. grado de la primaria; o 5to. 6to. ó 7mo. año de la secundaria”, adelantaron desde el Ministerio.

Las dificultades para retomar la presencialidad en medio de la pandemia fue dimensionada por un informe elaborado por Unicef. Según un relevamiento, más de un millón de chicos no pisó el aula en lo que va del año.

La investigación se hizo en hogares de todo el país. Si bien el 91% reportó que los chicos tuvieron clases en las aulas, hay un 9% -que representa más de un millón de estudiantes- que aún no retomó la presencialidad.

El informe de Unicef aportó otro dato alarmante: podrían ser hasta 694 mil los chicos que abandonaron sus estudios durante 2020. La cifra se desprende de entrevistas que se realizaron en hogares de todo el país.

Pruebas Aprender


No es la primera vez que el Ministerio de Educación queda envuelto en polémica por una decisión. En junio, durante un encuentro del Consejo Federal, se informó que se estudiaba la posibilidad de no realizar durante 2021 las pruebas Aprender, una herramienta que permite evaluar cómo evolucionaron los aprendizajes.

La idea fue criticada por la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, y cuestionada por especialistas.

Finalmente, tres semanas después Trotta propuso que el Operativo Aprender se realice este año, en diciembre. Será sólo en sexto grado de primaria y de manera censal, y como parte de un plan integral de evaluación.

“La fecha de implementación de Aprender estuvo en discusión, pero en el marco de la excepcionalidad de la pandemia. Queremos poner el foco en la evaluación federal de la educación, no sólo desde la evidencia sino teniendo en claro que estamos transitando la excepcionalidad. Nosotros en ningún momento pretendemos invisibilizar las condiciones del sistema educativo”, aclaró el ministro Trotta luego de confirmar la realización del operativo durante 2021.