Senadora dijo que Máximo es el futuro del país: “Lo votaría como presidente a ojos cerrados”, aseguró

Paso a paso el diputado Máximo Kirchner sigue avanzando casilleros en la carrera por la presidencia. El hijo de Cristina Kirchner es el sucesor de la dinastía Kirchner y desde La Cámpora se ilusionan con verlo sentado en el sillón de Rivadavia. Entrevistada en el programa Séptimo Día de Canal 7 Mendoza la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti afirmó que junto a Axel Kicillof representan el futuro del país.

“Máximo Kirchner y Axel Kicillof siempre van a ir juntos. Están en el mismo proyecto proyecto político y trabajamos en conjunto siempre. Creo que en ellos dos está el futuro. Yo votaría por Máximo Kirchner”, contestó la senadora mendocina cuando le preguntaron a quién de esos dos dirigente elegiría como presidente.


“Máximo tiene una gran virtud que es el diálogo y la construcción colectiva. Axel también y es el gobernador de la provincia de Buenos Aires cuando nadie creía que le podía ganar a María Eugenia Vidal y la derrotó por 20 puntos”, agregó.

La senadora kirchnernista no escatimó en elogios para Kicillof y dijo que es el único exministro de Economía que puede caminar entre su gente siendo “querido y amado”. “Eso nunca había pasado en Argentina”, señaló. “Los dos tienen su virtud y los votaría a ojos cerrados”, finalizó.

Fernández Sagasti forma parte del círculo de confianza de Cristina Kirchner y ocupa un lugar importante en el armado del kirchnerismo. Más allá de que aún falta tiempo para el 2023 y aún es prematuro hablar de candidaturas, ya no hay dudas de que la apuesta a futuro es ubicar a Máximo Kirchner en la presidencia.

El hijo de Cristina Kirchner comenzó a construir poder desde abajo con la creación de La Cámpora, un movimiento territorial que a fuerza de participación en las PASO ha ido sumando poder en la estructura del PJ. En el último año Máximo Kirchner se hizo del control del PJ bonarense gracias a acuerdos estratégicos tejidos con intendentes y suma un capital político cada vez mayor.

Paralelamente, se intenta instalar su nombre en todo el país y utilizó el proyecto de Zona Fría como plataforma para capitalizar ley que impacta directamente en el bolsillo de más de 3 millones de argentinos.

 

MDZ