“No puede salir un Diputado Nacional a pedir que se vuelva a tomar la tierra”

El audio de Héctor “Cacho” Bárbaro organizando un corte de ruta para presionar a la justicia y al gobierno, y alentando a retomar tierras desalojadas, encendió la alarma de productores y propietarios de tierras que salieron al cruce del Diputado Nacional.

Cacho Ozeñuk, uno de los productores, contó en FM Show que “nos preocupó muchísimo, nos puso los pelos de punta y mañana a las 8 nos reuniremos en San Vicente. Será en defensa al Juez Casco para que se sienta respaldado en su lucha contra este tipo de acciones. Hubo un desalojo y creo que si un Juez toma una medida de estas, por más de que tenga algún error, se tiene que seguir por las vías legales”.
“No puede salir un Diputado Nacional a pedir que se vuelva a tomar la tierra. Es inconcebible que pase esto porque nos pone en riesgo a todos. El audio de Cacho Bárbaro es claro: Si no se logra, se va a presionar al Gobierno de Misiones para que compre el terreno y se los de”, siguió.
“Creo que hay que respetar la Constitución y respetar la propiedad privada. Lo que está pasando es lamentable. Tenemos entendido que Bárbaro mandó dos combis esta mañana (lunes) para que la gente venga a manifestarse frente al Juzgado. Queremos darle fuerza, queremos mostrarle fortaleza al Juez que tomó la decisión correcta, que defendió la propiedad privada. Si tenemos que cruzarnos con los manifestantes de Cacho, y bueno, lo vamos a hacer”, se lamentó,

La administradora, amenazada y con peajes
Margarita Carloto, administradora de las tierras que intenta usurpar el Diputado Nacional Cacho Bárbaro, contó que “son tierras que adquirieron clientes míos como un ahorro. Son tierras que antes tenían pinos que siempre cuidé yo. Para acceder al fondo, pasaba por la parte de los aborígenes”.
“En alguna oportunidad encontré al hermano de Valdir Dos Santos, ex Intendente de San Vicente. Fui a la policía y realicé la denuncia. Hacia el fondo hay una intrusión de hace mucho tiempo. Es una familia que han perdido las 400 hectáreas. A lo largo del trayecto del terreno que estoy a cargo veía cómo apeaban las maderas. A mí me cobraban peaje para ingresar a esas tierras. Estos inversores, en principio, no tuvieron problemas de intrusión. Esto comenzó ahora”, se lamentó Carloto.