El Gobierno prohibió exportar asado, vacío, matambre y otros 4 cortes para que baje el precio

El Gobierno anunció este martes la prohibición de la exportación de asado, vacío, matambre y otros cuatro cortes de carne hasta el 31 de diciembre, en el marco de un Plan Ganadero que tiene como objetivo “bajar los precios”.

Además, habrá un cupo mensual hasta llegar al 50% del promedio del año pasado hasta el 31 de agosto. Quedan exceptuadas la Cuota Hilton, la Cuota 481 y la Cuota Norteamericana.

“Estamos trabajando, priorizando la mesa de los argentinos, el bolsillo de los hogares. Tener mecanismo que permitan revertir este mecanismo de alzas que no tienen ninguna justificación en los costos de la cadena”, sostuvo el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

Destacó que la premisa es “aumentar la producción para ir a 5 millones de toneladas y garantizar 3 millones para el mercado interno y 2 millones para la exportación”. Y agregó: “Para que esto sea posible hoy tenemos que priorizar el consumo de los hogares”.

Detalló Kulfas que el DNU firmado por el presidente Alberto Fernández oficializará la prohibición de exportación de asado, vacío, matambre, falda, tapa, cuadrada y paleta.

También precisó el funcionario que “se rehabilita la exportación pero hasta completar el 50% del promedio del año pasado. Lo que implica rehabilitarla pero de manera gradual”.

Enfatizó Kulfas que el objetivo es “ponerle un límite al crecimiento desmedido” del precio de la carne que, según detalló, “se incrementó al doble del promedio de los alimentos”.

Después de una reunión con representantes del sector en la que estuvo el presidente Alberto Fernández, Kulfas y el ministro de Agricultura, Luis Basterra, anunciaron un Plan Ganadero y un nuevo esquema para la exportación de carne vacuna que tiene como objetivo aumentar la producción a unas 5 millones de toneladas anuales y asegurar el suministro en el mercado interno.

El plan busca llevar de 3 a 5 millones de toneladas la producción anual de carne vacuna y reservar algunos cortes que deberán ser reservados exclusivamente para el mercado interno.

El Presidente convocó a todos los sectores de la cadena de producción de carne con el objetivo de trabajar con los eslabones involucrados para aumentar la producción, pero con la idea de que sea un diálogo abierto y no sólo el anuncio de una medida única, explicaron fuentes oficiales.

En la reunión con el mandatario estuvieron José Martins (Consejo Agroindustrial Argentino), Nicolás Pino (Sociedad Rural), Juan José Grigera Naon (Instituto de Promoción de Carne Vacuna), Dardo Chiesa (Mesa Nacional de Carnes), Juan Eiras (Cámara Argentina de Feedlot), Alberto Fantini (Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne y sus Derivados), Carlos Iannizoto (Coninagro), Carlos Achettoni (Federación Agraria), Jorge Chemes (Confederaciones Rurales Argentinas) y Mario Ravettino (Consorcio Propietarios de Carne).

Además de las medidas anunciadas, también se espera que se pongan otras en discusión con el sector, entre ellas incentivos fiscales, créditos blandos para que los productores inviertan en tecnología y en mejoren pasturas, e incentivos para aumentar el tamaño promedio de los animales que van a faena.