150 presos en huelga de hambre reclamando mejores comidas, médicos y que salgan los que tienen condicional

Familiares de los presos alojados en la Unidad Penal 2 de Oberá, marcharon el jueves al Tribunal Penal para entregar un petitorio al Juez Francisco Aguirre reclamando mejores tratos y condiciones. Esta semana, unos 150 internos iniciaron una huelga de hambre quejándose por supuestos malos tratos y la falta de médicos para atender a pacientes con coronavirus. Días atrás, un reo falleció en la cárcel, aunque las autoridades aclararon que no fue por la pandemia del Covid. 

Además piden que se le otorgue libertad a quienes están bajo condicional.

Los presos reclaman aduciendo que no es buena la comida, tampoco la higiene y las autoridades no dejan entrar mercadería. En cuanto a los malos tratos, aseguran que para el recuento los hacen salir desnudos, los torturan y castigan. También aseveran que están imposibilitados de comunicarse con sus familiares.


En la tarde de ayer, el Servicio Penitenciario Provincial comunicó que están autorizadas las visitas y videollamadas entre los internos y sus familiares.