Fernández se reúne con Macron para posponer los vencimientos de deuda con el Club de París

El Gobierno trata de posponer los vencimientos con ese organismo, por la deuda de US$2400 millones.
En los últimos días de la gira por Europa el presidente Alberto Fernández se reúne con su par de Francia Emmanuel Macron. En el encuentro hablarán entre otras cuestiones sobre la deuda de US$2400 millones que la Argentina tiene con el Club de París, que el Gobierno intenta aplazar.
Previo a la reunión el mandatario encabezó un encuentro con ocho empresarios en la embajada argentina. Participaron de la reunión Arnaud Breuillac (Total), Laurent Dassault (Dassault), Eric Scotto (Akuo Energy), Christel Bories (Eramet), David Corchia (Total Eren), Raphael Latz (Louis Dreyfus Company), Jean-Louis Girodolle (Lazard) y Facundo Etchebehere (Danone).
Alberto Fernández apuesta a reprogramar la deuda con el Club de París, un consorcio acreedor integrado por 22 potencias globales que también son clave en el camino de la renegociación del Fondo Monetario Internacional (FMI). La intención oficial pasa por lograr consenso para postergar el pago y también evitar un default.
Antes del encuentro con Macron el Presidente dijo en declaraciones a la prensa que iban a dialogar sobre “los problemas de la Argentina y de América Latina”. Con elogios a su par de Francia, sostuvo: “Siempre ha sido un presidente que nos ha escuchado, tiene una mirada de lo que está pasando al mundo y lo que necesita”.
El mandatario expresó además que se está “avanzando” a un acuerdo por la deuda con el Club de París. Destacó las gestiones del ministro de Economía Martín Guzmán, del que afirmó que “ha trabajado mucho” al respecto en la gira por Europa previo al viaje presidencial.
La reunión con el papa Francisco
Después de la reunión en Francia el Presidente viaja a Roma, donde pasará la noche en la residencia de la embajada argentina y el jueves lo recibirá el papa Francisco. La audiencia será en la Biblioteca del Palacio Apostólico del Vaticano, en el segundo piso del edificio que alberga a la estructura de la secretaría de Estado de la Santa Sede.
El Gobierno apuesta a una foto con el jefe de la Iglesia Católica como muestra de apoyo a la Argentina en plena renegociación de la deuda con el FMI. El Papa ya había hecho un guiño el año pasado, al reclamar ante las autoridades del organismo que los acreedores no exijan “sacrificios insoportables” a los países para pagar sus deudas.
Luego de la audiencia con Francisco el Presidente almorzará con su par de Italia Sergio Mattarella. Además tendrá una reunión de trabajo con el titular del Consejo de Ministros de ese país europeo Mario Draghi. Para el viernes está prevista la vuelta a la Argentina, en un vuelo que partirá desde el aeropuerto de Roma.