Plantarán 3 mil árboles nativos en yerbales para la conservación de los suelos

La Fundación Agroecológica Iguazú donará 3.000 plantines de especies nativas al Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) que serán incorporados a yerbales. Así quedó plasmado en el Convenio de Colaboración Científica e Investigación que firmaron este martes el presidente del INYM, Juan José Szychowski, y la apoderada de la Fundación, Fabiana Pose, en una reunión que contó además con la presencia del director por la Producción, Nelson Dalcolmo, y la ingeniera agrónoma Verónica Scalerandi, del Área Técnica, ambos de la Institución yerbatera.

La iniciativa se enmarca en “los trabajos que el INYM lleva adelante para incentivar prácticas de manejo ecológico que contribuyan a la sustentabilidad de la producción yerbatera y garanticen inocuidad al producto “, expresó Szychowski.

Dalcolmo, por su parte, ponderó el sistema agroforestal y el gesto de donación de la Fundación: “Celebramos con énfasis este convenio, no sólo porque estamos promoviendo la arborización en yerbales como una alternativa que trae muchos beneficios para los productores, sino también porque estos plantines son otorgados gratuitamente, o sea estamos ante un gesto que habla de generosidad, de solidaridad, de cooperación y apoyo al sector productivo yerbatero, algo que agradecemos y queremos destacar”, dijo.

El sistema agroforestal “resulta más productivo porque permite conservar el suelo y el agua, regula la presencia de plagas al contar con predadores naturales y mitiga los efectos de las inclemencias climáticas en el cultivo”, explicó Dalcolmo. Además, continuó, “es una necesidad imperiosa en un mundo donde cada árbol nativo que se planta contribuye a restablecer el equilibrio ambiental; con este sistema cuidamos mejor el yerbal y, al generar servicios ecosistémicos con efecto general, nos cuidamos entre todos”, agregó.

En el marco de esta iniciativa, Dalcolmo adelantó que el sector que representa, el de la Producción, prevé impulsar la expansión de la arborización con nativas en los yerbales a través de la Ley 25.080 de Inversiones para Bosques Cultivados. “Esta norma nacional, cuya vigencia se prorrogó hasta el año 2029, establece aportes económicos no reintegrables para plantaciones forestales a pequeños productores; su artículo 4 es claro al determinar que pueden ser beneficiados los emprendimientos con plantaciones ecológicamente adaptadas al sitio, y que permitan satisfacer la demanda actual y potencial de materia prima por parte de distintas industrias, sea en plantaciones puras, mixtas o en sistemas agroforestales; entonces tenemos que hacer uso de esa herramienta que nos provee el Estado”.

Alianza para multiplicar beneficios
Fabiana Pose destacó que “las alianzas, como la que tiene hoy la Fundación y el INYM, son fundamentales para multiplicar esta forma de producir, que básicamente consiste en lograr un cultivo rentable cuidando los bienes naturales y cuidando a los trabajadores”, y remarcó que en apoyo a este modelo “es importante concientizar tanto a los productores como a los consumidores, para lograr más yerba mate ecológica y más materos exigentes, materos que se pregunten cómo se logró el producto, materos que tomen ‘un mate con sentido”.

La Fundación cuenta con un vivero de diversas especies nativas y 20 hectáreas de yerba mate bajo sombra en una propiedad de 115 hectáreas de Selva Paranaense ubicadas en Andresito. La materia prima es comercializada como yerba mate orgánica.

Los plantines de especies nativas serán distribuidos por el Servicio Técnico Yerbatero del INYM a productores, cuyos técnicos brindarán asesoramiento y harán un seguimiento de la implantación en los yerbales.