Muerte de la penitenciaria de 25 años: “no murió de Covid, murió de otra cosa, la dejaron morir”

La muerte de Micaela Montero caló hondo en la situación epidemiológica de la provincia. 25 años, con dos hijas y sin comorbilidades previas según contó Yamila, su hermana, en diálogo con FM Show.


Micaela “Se empezó a sentir mal el miércoles a la mañana. Ella fue a la doctora en Cerro Azul, le dijeron que era una simple gripe, se compró los medicamentos y volvió a casa, pero después no aguantó más”, relató la hermana de la joven fallecida, quien se desempeñaba como agente del Servicio Penitenciario Provincial.
“En Centinela se empezó a desvanecer y dijo mi mamá que nadie la quería socorrer. En Centinela la dejaron sola, unos gendarmes tuvieron que ayudarla. Le hicieron el hisopado y le dio positivo. Llamaron a una ambulancia para que la busquen, pasaron por San José y ahí la revisaron. Le mandaron a la casa para que haga el aislamiento”, continuó.
“No le podían dar otra medicación porque ella ya tenía vómitos, por lo menos eso nos dijeron. Le pusieron un inyectable para que deje de vomitar, se acostó mejor y a la tarde desmejoró. No nos preguntaron nada sobre la hipertensión. Ella era de tener presión alta, pero no sabemos nada de eso. Cuando entró al SPP no preguntaron nada sobre su estado de salud. Ahora le están haciendo la autopsia, hicimos la denuncia porque entendemos que hay una mala praxis. La enfermera llamó a la doctora y le pidió que le apliquen otra cosa”, siguió Yamila, antes de afirmar que su hermana “no murió de Covid, murió de otra cosa, murió porque la dejaron morir”.

El Show de los Impactos