Diputados impugnan la decisión de la ANSES de pagarle dos pensiones por $1,6 millones a Cristina

Los legisladores reclamaron a la Justicia que le devuelva su rol de querellantes para luego denunciar que la resolución “es ilegal”. Lo hicieron con una presentación ante el juez Pérez Nami.
Diputados de Juntos por el Cambio reclamaron este jueves a la Justicia que le devuelva su rol de querellantes para oponerse a la polémica decisión de la titular de la ANSES Fernanda Raverta de otorgarle dos pensiones vitalicias a Cristina Kirchner sin orden judicial.

Los legisladores Alejandro Cacece, Alfredo Cornejo y Graciela Ocaña, Luis Petri, Jimena Latorre y Dolores Martínez pidieron al juez subrogante Ezequiel Pérez Nami que eleve su reclamo a la cámara de apelaciones de la seguridad social.

Cacece estimó que si la resolución de la ANSES número 02503/21 queda firme, Cristina cobrará unos “800 mil pesos por cada pensión, es decir 1.600.000 pesos en total”. Más “100 millones de retroactivo” por pensiones no cobradas desde diciembre de 2015 a la fecha.

Para el diputado puntano, la ley 24.018 estipula que puede cobrar “solo una pensión”. “Puede optar entre el sueldo de vicepresidenta (unos 300 mil pesos) y una pensión, pero no por dos pensiones” dijo a Clarín.

La semana pasada, en forma polémica el juez Pérez Nami le sacó el rol de querellantes a los diputados porque dijo que la ANSES “defendía los intereses el Estado”. Pero la resolución número 02503/21 “demuestra que Raverta defiende los intereses de Cristina y no los del Estado y estamos ante un hecho nuevo”.

Además, la ANSES tiene diez días para fundar su apelación a partir de que la causa se eleve a la cámara. En ese plazo, puede presentar argumentos o retirar su apelación. Recién después de que Raverta decida qué hará formalmente en la causa, los diputados decidirán si también formulan una denuncia penal contra la titular de la ANSES por incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Cacece advirtió que si ANSES le paga a Cristina Kirchner asignaciones vitalicias “sin sentencia firme, mientras al resto de los jubilados que hacen juicio les apela las sentencias hasta la Corte y espera años hasta que estén firmes para pagarles”.

En la causa la “ANSES no ha expresado agraviados en la apelación y por el contrario le concede y paga el beneficio, en lugar de disputarlo judicialmente, y antes que se resuelva el recurso”, advirtió Cacece.

La vicepresidenta anunció ayer que aceptaba dejar de cobrar el sueldo de vicepresidente porque la ANSES con fecha 3 de marzo pasado le había concedido su pensión vitalicia como ex presidenta y la del ex presidente Néstor Kirchner.

En diciembre, el juez Ezequiel Pérez Nami aceptó el pedido de la vicepresidenta de cobrar las dos jubilaciones de privilegio, después que el gobierno de Mauricio Macri le había pedido que optara por una de las dos.

En enero, la ANSES apeló la decisión de Pérez Nami pero no la fundamentó, mientras que el juez la semana pasada dio marcha atrás ante un pedido del abogado de Cristina con una primera decisión suya de aceptar como querellantes al diputado Cacece y otros legisladores de la oposición.

“ANSES apeló solo después que nosotros nos presentamos, para cumplir, pero luego esperó que pase la tormenta, y no solo todavía no fundó su apelación, sino que ahora le restituye sin autorización judicial y de manera totalmente irregular la doble asignación a Cristina” expresó Cacace.

La eventual denuncia de los diputados contra Raverta sería paralela a la que prepara la abogada Silvina Martínez que la iba a presentar hoy pero no lo hizo porque no hay, hasta ahora, ninguna notificación sobre la polémica decisión de la ANSES que ayer anunció Cristina Kirchner.

“La vicepresidenta cree que con una carta de renuncia a su sueldo va a tapar que cobra dos pensiones por sus anteriores cargos y que pidió un retroactivo por cien millones de pesos”, señaló Alfredo Cornejo, presidente de la UCR.

“Ahora bien, que la ANSES la habilite para recibir esas pensiones no es solo escandaloso, sino una ofensa para todos los jubilados”, denunció el ex gobernador mendocino.

Aunque el día 10 de marzo pasado el juez Pérez Nami haya resuelto rechazar la intervención de los diputados de Juntos por el Cambio en la causa, “la apelación deducida por ANSES todavía se encuentra pendiente de resolución”, aclaró Cacece.

En estos planteos por las dos pensiones de Cristina deberá eventualmente intervenir la Cámara Federal de la Seguridad Social. Hasta entonces, el recurso de apelación de la ANSES tienen “efectos suspensivos” sobre el pago, explicó.

“Por lo cual, mientras no se resuelvan de manera definitiva, Cristina Fernández no puede cobrar su doble asignación vitalicia ni la ANSES, unilateralmente, concederle tal beneficio”, aseguró Cacece.

Por su parte, el ex juez de la Cámara de Seguridad Social, Luis Herrero, dijo a este diario que “la doctora Cristina Fernández de Kirchner no puede percibir una asignación mensual vitalicia como ex Presidenta de la Nación y la “pensión” derivada del mismo beneficio honorífico de su ex esposo”.

La percepción de ambas prestaciones “está expresamente prohibida por el art 5 de la ley 24.018, no solo por el elevado monto de la asignación que le permite al titular una vida más que digna (equivalente al sueldo de un Ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación), sino por una razón de orden moral”, explicó.

Herrero, conocido por su defensa de los derechos de los jubilados, recordó que “la ex presidenta de la Nación solicitó y obtuvo su asignación vitalicia antes de haber cesado en su cargo (el 09/12/15)”.

Paradójicamente, “es lo mismo que ahora la Directora Ejecutiva de la ANSES les prohíbe a los jueces intimados a jubilarse, que ejerciendo el mismo derecho que la ex Presidenta, obtuvieron su jubilación por haber cumplido todos los requisitos exigidos por la ley 24.018, con derecho a permanecer en sus cargos hasta la edad de 75 años, como lo autoriza expresamente la Constitución Nacional”.

Además, la ex Ministra de Desarrollo Social -su ex cuñada- en lugar de concederle la asignación vitalicia como ex presidenta en el 2015, “debió haberla intimado a optar por uno u otro beneficio, en cumplimiento del citado art 5 de la ley 24.918” finalizó Herrero.