Argentino invertirá USD 4 mil millones en Brasil para fabricar autos eléctricos y baterías

Tuvo planes de producción en la Argentina, pero el desembolso cruzará la frontera. En el país vecino se crearán más de 13 mil empleos, entre directos e indirectos.
La compañía Bravo Motor Company anunció una inversión de 25 billones de reales (es el equivalente a 4 mil millones de dólares) en Minas Gerais, Brasil, para producir desde 2024 autos eléctricos y paquetes de baterías para los mismos.

La fábrica comenzará a ser levantada en junio de este año, en la Región Metropolitana de Belo Horizonte. El plan indica que estará lista en 2023 y comenzará a producir en 2024. Se fabricarán por año 22.790 autos eléctricos y 43.750 paquetes de baterías. Se generarán 13.813 empleos directos e indirectos.

ArqBravo Group comenzó a operar en la Argentina 2008, pero en 2014 se radicó en los Estados Unidos por las dificultades que presenta la coyuntura económica e impositiva para desarrollar tecnologías de vehículos “verdes” en el mercado local.

En 2019, esta empresa (fue fundada por el argentino Miguel Ángel Bravo, arquitecto y diseñador) creó la primera comunidad energética de vanguardia para la producción de baterías, techos solares y vehículos sin emisiones en California, Estados Unidos. En Brasil, actualmente dirige proyectos de movilidad eléctrica en el estado norteño de Pará, con una flota de 1100 autos eléctricos.

El gobernador de Minas Gerais, Romeu Zema, explicó que “es un emprendimiento que abre un escenario muy positivo para el futuro”. “Sabemos que, en las próximas décadas, la industria automotriz deberá reinventarse totalmente, pasando del tipo de motorizaciones actual a los motores eléctricos”, agregó.

El CEO de Bravo Motor Company Brasil, el argentino Eduardo Javier Muñoz, declaró: “Industrialmente, nuestra estrategia era abrir tres fábricas en Brasil. Una en Minas, otra en el Sur y otra en el Norte. En diciembre, en mi primera visita aquí, entendí rápidamente que teníamos que hacer un esfuerzo muy grande y que teníamos que que concentrarnos en Minas Gerais”.


“Es muy importante entender que venimos a Minas para traer industria 4.0, mayor eficiencia y transparencia. Mayor eficiencia desde el punto de vista de la tecnología empresarial, y mayor transparencia desde el punto de vista de la implementación e integración de esta tecnología y servicios con la población”, agregó Muñoz.

Bravo Motor Company fabricó numerosos prototipos de autos eléctricos en la Argentina. Algunos de ellos, incluso, llegaron a exhibirse en distintas ediciones del Salón del Automóvil de Buenos Aires. Tuvo planes en 2011 de producir vehículos en una planta ubicada en Florencio Varela, lo que hubiera creado 4 mil puestos de trabajo directos e indirectos, pero no fue aceptada por el Gobierno como terminal automotriz, requisito indispensable para fabricar a nivel local.