Investigan a una mujer policía que habría entregado a un bebe de manera ilegal

La maniobra se dio entre una pareja de Alem y una mujer policía de Cerro Azul que dio a luz y anoto a su bebe con un supuesto padre adoptivo quien luego se quedó con la criatura.
En el ojo de la tormenta también quedó una clínica privada, donde Valeria K de 30 años: madre del bebe, quien es integrante de la Policía de Misiones, dio a luz el bebe el pasado 23 de febrero. En el día de ayer la justicia allanó la clínica privada y se llevo documentos que podrían ser importantes para la investigación.


La maniobra


Apenas nació el bebe, este fue anotado por la madre; Valeria K y el supuesto padre adoptivo Alberto M. de 39 años, conocido empleado de comercio de Leandro N. Alem, quien se quedo con la guarda del niño.
Lo extraño del caso, es que el padre adoptante vive desde hace mucho años con su pareja Carolina de 41 años en Alem, no es ni habría sido nunca la pareja de Valeria K.
Todo quedó en evidencia cuando la madre biológica del infante se arrepintió, y tras una fuerte discusión con la pareja, fue a la casa de Alberto y Carolina y se llevó a la fuerza a la criatura. Inmediatamente la pareja fue y denunció el hecho en la policía, ignorando que esta situación representa un delito.


En la comisaria de Alem el hombre relato que el bebe nació el 23 de febrero e hicieron un «acuerdo de palabra» para que se hagan cargo de la crianza del niño, sin ningún tipo de tramite de adopción.

Inmediatamente Alberto M. quedo detenido, además del secuestro de los teléfonos celulares y el allanamiento a la clínica. A su pareja, en tanto, se le tomó declaración como testigo sospechoso, lo que implica que en un futuro podrá ser también imputada.

La madre del niño quien actualmente esta de licencia por maternidad en la División Transito de la Policía de Misiones en Cerro Azul, fue notificada de la instrucción de la causa, deberá designar un abogado defensor y tendrá que prestar declaración indagatoria, aunque sigue en libertad al cuidado del niño.
En su trabajo Valeria K. habría manifestado a sus compañeros de trabajo que perdió el embarazo que estaba cursando.

La causa es investigada por el Juzgado de Instrucción Cinco de Leandro N. Alem, a cargo de la jueza Raquel Zuetta quien deberá avanzar sobre estas sospechas y determinar si la presunta supresión de identidad ocurrió tras un arreglo económico o si la madre entregó al pequeño porque no quería o no podía cuidarlo.



Procedimiento y descargo

El allanamiento en la clínica privada se realizó en horas de la noche, a las 19, y allí los efectivos incautaron material de peso para la investigación como historias clínicas de la madre y el hijo, registros de guardia y de enfermería que ya fueron incorporados al expediente.

Ayer, el instituto dio a conocer un comunicado sobre la situación, en la cual se desligó de responsabilidades, aunque el documento no brinda ningún tipo de detalle adicional: “Ante las versiones de público conocimiento en la cual se relaciona a nuestras institución con una supuesta irregularidad en un trámite de nacimiento, queremos aclarar a la opinión pública que la documentación con la que se retiran al alta los recién nacidos de nuestro sanatorio se realiza de acuerdo con el marco legal correspondiente y que en el caso en cuestión, también se actuó de acuerdo con la normativa vigente”.

Y finaliza: “En los 27 años de trayectoria, nos hemos caracterizado por nuestra vocación de servicio y trabajo dentro del marco de la ley y las normativas sanitarias y así lo continuaremos haciendo”.

 

Revista Enterate