Mientras en Oberá no hay colectivos, concejales simularon clases en la costanera de Posadas

Mientras en la segunda ciudad de la provincia, los usuarios del transporte público nuevamente están sin servicios de colectivos desde el martes, los concejales están en “otras cosas”. 

Otra vez este miércoles, como ayer, los usuarios del transporte urbano de pasajeros se quedaron sin servicio. Los choferes de la empresa prestataria Capital del Monte iniciaron una asamblea reclamando el pago de salarios adeudados, suspendiendo así la prestación de los servicios en todas las líneas. 

Desde el concesionario comunicaron, el día lunes, que sus trabajadores agremiados en UTA harían una asamblea el martes 9, pero el “quite de colaboración” se repitió el miércoles sin previo aviso y por tiempo indeterminado. 

 

Los paros en el transporte urbano se vienen repitiendo desde enero y hasta el momento, tanto el ejecutivo municipal, como los 9 concejales ni la defensora del Pueblo, han tomado cartas en el asunto. 

Todos los concejales (renovadores oficialistas son 6, no oficialista 1 y opositores 2) deberían auditar el adecuado cumplimiento del contrato de concesión del servicio de transporte urbano de pasajeros y, por su parte, el departamento ejecutivo municipal y su Secretaría de Coordinación tiene la obligación de fiscalizar este notorio y reiterado incumplimiento en el servicio.

 

¿Qué están haciendo los concejales opositores?

 

Tanto Mara Frontini como Horacio Loreiro del PRO, participaron el martes de un simulacro de clases presenciales en la costanera de Posadas, más precisamente frente a la cascada artificial junto a otros dirigentes y diputados de Juntos por el Cambio. 

El objetivo fue reclamar la vuelta a clases presenciales. El gobierno provincial anunció hace varios días el regreso a las aulas en un 50% y otro 50% de manera virtual debido al contexto de pandemia por el Covid 19. 

“Volvamos a clases. Nos reunimos en una clase abierta para solicitar el inicio de clases en la provincia de Misiones. Todos lo niños y jóvenes merecen una educación digna”, manifestó Frontini. 

 

Por otro lado y hasta el momento, ninguno de los ediles ni el PRO Oberá en forma orgánica han manifestado su repudio o exigido que se investigue el hecho denunciado contra el obereño subsecretario de Turismo, Antonio Lindström.

¿No harán nada como ocurrió con el escándalo de Morgerstern porque es un “tema provincial”?