Coordinan la vacunación a mayores de 60 años

Será en Iguazú. En Oberá aún no hay novedades al respecto. 

De la mano de los presidentes de barrios y comisiones vecinales, se comenzó a relevar a los abuelos mayores de 60 años, quienes forman parte de la población de riesgo, para facilitar el acceso a las vacunas cuando lleguen las dosis destinadas a ese grupo etario.

Durante la tarde, en el Iturem, los presidentes de barrios y de comisiones vecinales de Iguazú, se reunieron con el Director de Asuntos Barriales y con la responsable de vacunación Lilian Kisiel para coordinar la inmunnización de los mayores de 60 años, quienes forman parte del grupo que recibirá la vacuna de forma prioritaria, luego del personal de salud, docentes y fuerzas de seguridad.

Desde Salud Pública afirmaron que no se tiene fecha para la vacunación, pero “se está coordinando desde ya la tarea para que cuando llegue el momento se pueda cuidar de la mejor manera a los abuelos”.
Por el momento, la primera etapa de la tarea, está en manos de los jefes vecinales quienes deben censar a la población mayor de 60 años. “La idea es que puedan tener un resgistro con nombre, apellido, fecha de nacimiento y un número de contacto, para que cuando tengamos fecha podamos contactarlos” explicó Lilian Kisiel, responsable de vacunación, a los asistentes a la reunión.

Según explicó Kisiel, se están preparando cinco centros de vacunación para distribuir a los abuelos, mantener el distanciamiento y facilitar su traslado. Los mismos serán el centro de conveciones del hotel Amerian, los CAPS de Barrio Belén y Barrio Hermoso respectivamente, la escuela Doña Mercedes García de Taratuty y la Escuela Provincial N°862 de las 2000 hectáreas.
Para facilitar el traslado de quienes no puedan acercarse por sus propios medios de manera segura, los bomberos voluntarios pusieron a disposición el colectivo en el que pueden viajar 20 personas manteniendo el distanciamiento.

La responsable de vacunación también explicó que la SPUTNIK V no tiene contraindicaciones y puede ser recibida por hipertensos y diabéticos. También pueden recibirla quienes ya hayan cursado la enfermedad, solo que este caso deben pasar veinte días de su completa recuperación.

“La idea es que podamos vacunar rápido a los abuelos y que pronto puedan volver a su casa. Como sabemos, la vacuna viene en contenedores refrigerados a -18 grados, por lo tanto, el frasquito debe descongelarse, una vez que se descongela debe ser aplicados dentro de los 30 minutos, osino tiene que ser eliminado. Por eso desde ya estamos coordinando la tarea para que pueda realizarse de la mejor manera posible.” afirmó Kisiel.

Por el momento, según informaron desde las comisiones vecinales, la adherencia es poca, ya que son muchos los ancianos que no quieren vacunarse. Al respecto, Kisiel señaló que la vacunación es voluntaria y que esperan que los que se produzca un efecto en cadena una vez que comience la inmunización para que otros también se animen a recibir la vacuna. “Con el personal de salud pasó lo mismo, primero ran muchos los que no se querían vacunar, pero después vieron que a sus compañeros que recibieron la vacuna no les pasó nada y se animaron a vacunarse. Con los abuelos pasará lo mismo, hay que tener paciencia y no obligar a nadie” concluyó.

 

La Voz de las Cataratas