“Cerrar los pequeños bares nuevamente es enterrarnos aún más en cuentas… sólo queremos trabajar, no nos corten los brazos”

“Cerrar los pequeños bares nuevamente es enterrarnos aún más en cuentas y enfatizar aún más en lo clandestino”, expresó el propietario de un bar pool sobre avenida Andresito, respecto al toque de queda que analiza el gobierno nacional para todo el país, debido al aumento de casos de Covid. 
“Cumplimos hoy y siempre con el protocolo sanitario, sólo queremos trabajar, no nos corten los brazos a los pequeños comercios”, manifestó en las redes sociales.

Para el rubro gastronómico y recreativo nocturno, la medida causará otro daño económico letal. Muchos aún endeudados, no logran recuperarse de todos los meses que estuvieron cerrados al inicio de la cuarentena estricta. Esperaban que el verano fuera la luz al final de túnel, pero la restricción de circulación será el tiro de gracia para este golpeado sector de la economía que, pese a cumplir con los protocolos, será alcanzado por la restricción nacional. 

En Misiones, el gobernador sugirió la implementación de la restricción de la circulación nocturna de 22 a 6 de la mañana para mitigar, dicen, la circulación viral debido a las fiestas clandestinas, aunque de día la gente seguirá asistiendo a lugares con concentración de personas como el Parque Termal de Oberá, donde las personas usan barbijos solo al ingresar, luego no lo hace en la zona de piletas. Lo mismo ocurre en las playas donde pocos los usan. 

No obstante, Oscar herrera Ahuad dijo que el “toque de queda sanitario dependerá de los pasos a seguir de la Nación, aunque en la provincia cada intendente tiene autonomía porque conoce a su población”.

Hasta el momento, solo el intendente de Iguazú ha definido no adherir a las restricciones nocturnas.