Desmienten que la mujer haya llegado con un infarto: “no se puede poner un paciente de prepo en un lugar donde tenemos covid e infectados”

Durante este martes, una mujer difundió en las redes sociales que su madre, de Campo Grande, tuvo un infarto y estuvo en la entrada del hospital Samic sin atención médica durante cuatro horas.  

“Así está mi mamá con diagnóstico de infarto de miocardio porque no la reciben en el Samic de Obera con la derivación y todos los papeles autorizados del Pami. Cuatro horas abandonada en el calor y a la intemperie y sin atención médica….es imperdonable!”, manifestó Bea Potschka. 

 

Al respecto, desde el hospital desmintieron que la mujer haya llegado con un infarto y responsabilizaron al médico de Campo Grande que la trajo en su ambulancia con “un diagnóstico incorrecto”, aseguraron. 

“El doctor Weber de Campo Grande hace eso, trae a los pacientes con diagnósticos incorrectos, dijo que la mujer estaba infartada y no era así, la mujer volvió a su casa”, señalaron desde el hospital Samic. “Con el quilombo de pacientes que tenemos nosotros acá, nos trae una paciente que tiene obra social, que estuvo internada en su clínica, que tiene que ir a su clínica de cabecera. A parte él la baja ahí y se va, ni siquiera nos espera, no nos avisa”, aseguraron. 

 

“Encima que trae un paciente con diagnóstico equivocado, le dice a la familia una cosa y la familia viene desesperada, nosotros le hacemos esperar porque no se puede poner un paciente de prepo en un lugar donde tenemos covid, infectados, encima se enojan, además esos pacientes tienen obra social, tienen que ir a la clínica porque la clínica cobra para eso, si no nos quedamos sin cama para los pacientes sin cobertura social”, agregaron, aclarando que “obviamente que si es una emergencia se le atiende aunque tenga obra social”, pero no era este el caso, indicaron. Contaron además que el sábado, este doctor de Campo Grande “ya hizo lo mismo, tuvo una cirugía que se le complicó y como tiene una ambulancia, los trae y los deja ahí adelante (en la entrada del Samic), y se agarra con los médicos”. 

 

Desde la dirección del nosocomio confirmaron que el diagnóstico de infarto con el que llegó la mujer al hospital estaba equivocado, y el médico de guardia tras hacerle un electro y evaluarla, la mandó de vuelta a su casa.