“No hay ningún ajuste para los jubilados”, aseguró la titular de Anses

La directora de Anses, Fernanda Raverta, explicó por qué la propuesta de movilidad que llevará el Gobierno al Congreso no contempla a la inflación como uno de los parámetros para realizar las actualizaciones. “Si atas la movilidad a la inflación, siempre le empatas. Nuestro objetivo es que los jubilados le ganen, para que vivan mejor, no igual”, aseguró durante una conferencia de prensa realizada en la sede del organismo. “No va a haber ningún ajuste para los jubilados”, enfatizó.

La fórmula de movilidad que impulsa el Poder Ejecutivo es similar a la que estuvo vigente entre 2009 y 2017: actualiza mitad por variación salarial y mitad por la recaudación de la Anses. A diferencia de la fórmula que aprobó el macrismo a fines de 2017, no contiene a la inflación en su cálculo. Este es el punto central de las críticas que llegaron desde sectores como la Defensoría de la Tercera Edad o del economista Claudio Lozano, miembro del Frente de Todos y director del Banco Nación.

“El año que viene esta fórmula va a generar aumentos por encima de la inflación”, anticipó Raverta. Aclaró que los cálculos de la Anses se realizaron en base a los supuestos que plantea el presupuesto 2021, con una inflación del 29 por ciento, por debajo del 38 por ciento que estiman las consultoras. De cumplirse los supuestos, los haberes aumentarán alrededor de 4 puntos por encima de la inflación.

La fórmula de movilidad que propone el Gobierno ya estuvo vigente durante casi una década. En todo el período, los jubilados le ganaron a la inflación en 26 puntos. Desglosado por año, perdieron en 2 de los 9 años, en 2014 y 2016, años recesivos con aceleración de la inflación. Por eso, el cuestionamiento es qué ocurrirá el año que viene si continúa la recesión, no mejora la recaudación ni los salarios, tal como viene ocurriendo desde 2018.

“Si cae todo es porque estamos fracasando en la política económica, quiere decir que vamos a estar todos mal, activos, pasivos, chicos y empresarios. Nuestra responsabilidad es que no caiga todo, por eso la fórmula está atada a un modelo económico que tiene como objetivo el crecimiento, con una economía que genere trabajo y consumo”, indicó Raverta.

En caso de que no se cumplan los supuestos del presupuesto, que plantea un aumento del PBI del 5 por ciento, y por el contrario la economía vuelva a caer por cuarto año consecutivo, Raverta anticipó: “Siempre está la facultad del presidente de instrumentar por decreto un bono, en el momento que crea oportuno si la economía anda mal”.

La directora de Anses estuvo acompañada por dos economistas de su equipo técnico. Alejandro Calabria explicó que de todas formas la inflación se encuentra “implícita” en la fórmula, debido a que los recursos tributarios “están compuestos en un 90 por ciento por variables que se ajustan por inflación”, como son el IVA. Sobre el tope a los aumentos, Calabria detalló que es el mismo que estuvo vigente en la movilidad del 2008, y que en esos 9 años sólo se aplicó tres veces. “En 2 de esas 3 veces que se aplicó el tope, las jubilaciones igual le ganaron a la inflación”, recordó.