Alberto defendió la fórmula jubilatoria del kirchnerismo y dijo que fue cuando “más mejoraron su ingreso”

También confirmó el fin del IFE y aseguró que la Argentina “hará el programa” con el FMI. Respecto del coronavirus, contó cuáles son los recaudos “que no se ven” y que toma en cada acto público.
Alberto Fernández defendió este jueves la fórmula de movilidad jubilatoria que el Gobierno envió al Congreso y que en menos de dos días obtuvo dictamen de Comisión. Está basada en la 2008 y se calcula sobre la base de salarios y recaudación. “En términos reales fue cuando (los jubilados) más mejoraron su ingreso”, aseguró el Presidente, al tiempo que destacó que que es “económicamente muy sostenible”.
“Con esa fórmula, en los años de Cristina (Kirchner), los jubilados tuvieron un incremento real de sus jubilaciones muy importante y con la fórmula de (Mauricio) Macri perdieron muchísimo”, analizó el jefe de Estado. En la misma línea de ideas, cuestionó las críticas manifestadas por la oposición respecto de la iniciativa oficial: “Me llama la atención cuando hablan así. ¿Se acuerdan de lo que han hecho con Macri?”, enfatizó.
Fernández está cumpliendo con el aislamiento de 14 días tras el positivo en coronavirus de Gustavo Béliz, uno de sus funcionarios más cercanos. A 24 horas de la noticia que encendió las alarmas en la Casa Rosada, concedió una entrevista en la que contó los recaudos que toma y “la gente no sabe” en cada acto público o aparición que realiza y se refirió a las últimas iniciativas del Gobierno.
El FMI en la Argentina
En el marco de la visita de la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) que visita el país, el jefe de Estado garantizó que el programa lo va a hacer el Gobierno. “Esta vez el programa lo vamos a hacer nosotros y vamos a salir adelante con nuestra lógica, como lo hicimos en 2003. Ya se lo he dicho a (la titular del organismo, Kristalina) Georgieva; esto ya lo viví, cuando el FMI hace los programas, la Argentina sufre”, aseguró.
Fernández reveló que desde la primera vez que habló con Georgieva le planteó “las dificultades que tiene la Argentina para llevar adelante reformas de esta naturaleza, como la previsional o la laboral” y que por eso se apunta “a crecer y que las cuentas fiscales se ordenen a partir del crecimiento, y no del recorte, porque la lógica del recorte es lo que llama el Papa como la lógica del descarte”.
“Esto el FMI lo sabe desde antes de que yo sea presidente, porque lo venía hablando con Kristalina Georgieva. Ahora que nosotros tenemos que ir poco a poco recuperando el equilibrio fiscal, es así pero no a costa de la gente que trabaja”, aseveró.
Uno de esos ajustes, que había cuestionado la CGT hace apenas dos días, tiene que ver con el recorte a la asistencia social a través del fin del IFE y de la reducción del alcance de los ATP. En ese contexto, garantizó que esa ayuda va a llegar de “otras formas” y aclaró que “toma en cuenta” las críticas de la central obrera.
“Vamos a ir a darles la ayuda que necesitan”, afirmó y señaló que “mucha gente estaba cobrándolo y hoy está volviendo a la actividad”. “La primera lucha que tiene la Argentina es contra el hambre y la pobreza, y eso lo vamos a seguir garantizando”, agregó.
Además. el Presidente prometió que “no va a haber más tarifas dolarizadas”, luego de que su Gobierno anunció que desde enero se terminará el congelamiento.
Coronavirus en el Gobierno
Béliz participó de la gira junto a Fernández en Bolivia el último fin de semana. Durante el viaje, con motivo de la asunción de Luis Arce como mandatario de ese país sudamericano, hubo una cena donde no se respetaron los protocolos y el secretario de Asuntos Exteriores dio luego positivo por coronavirus.
En diálogo con Radio con Vos, Fernández subrayó que “estoy cumpliendo el protocolo que hemos dispuesto. Hay una parte que no se ve: cada vez que estoy en un acto o en una ceremonia, al lado mío hay un señor tirándome alcohol permanentemente”.
En la misma línea, agregó que “hay muchos cuidados que tomo y que la gente no sabe. Soy todo lo cuidadoso que puedo. No debemos olvidar que el problema no está superado. Que me relaje está mal, porque el riesgo existe”.
La salida de Bielsa
El mandatario también se refirió a María Eugenia Bielsa, quien renunció a su cargo como ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat y será reemplazada por Jorge Ferraresi, intendente de Avellaneda.
“Hizo un excelente trabajo. Creó un ministerio, algo que es muy difícil. Dejó en funcionamiento proyectos importantes, que tienen que ver con soluciones habitacionales. Ayudó mucho en el PROCREAR. Ayudó mucho en las normas sobre alquileres”, resaltó.
“Incluso le pedí que siga siendo parte del Gobierno”, añadió Fernández en sintonía con la información de TN.com.ar sobre un ofrecimiento a la funcionaria santafesina para que asuma como embajadora ante la UNESCO, cargo vacante tras la muerte de Fernando “Pino” Solanas. Y concluyó que Bielsa hizo “esos trabajos que no lucen, pero crear un ministerio es una tarea enorme”.
En otro orden, el Presidente descartó más movimientos en el Gabinete. “Con el resto de los ministros no hay nada previsto”, dijo. Y aseguró que “Daniel Rafecas sigue siendo mi candidato a la Procuración General. Es un hombre de una integridad absoluta”.