UTA amenaza con ir al paro si no llegan a un acuerdo salarial

La entidad que comanda el dirigente Roberto Fernández mantendrá “una última reunión” con las cámaras empresariales el miércoles frente al Ministerio de Trabajo.

La Unión Tranviarios Automotor (UTA) amenazó este viernes con la posibilidad de un paro nacional de 48 horas si no logran un acuerdo salarial con las cámaras empresariales del sector el miércoles, cuando se celebre “la última reunión” ante el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Por medio de un comunicado difundido a los medios periodísticos, la entidad que dirige Roberto Fernández informó a la población que las negociaciones por la recomposición de los sueldos de los choferes de corta, media y larga distancia “se han prolongado más allá de lo razonable debido a las permanentes dilaciones planteadas por parte de la patronal”.

Frente a este panorama, la UTA expresó que como una “muestra de buena fe de los trabajadores que siguen prestando un servicio esencial en medio de esta crisis sanitaria” sus representantes aceptaron concurrir a “una última audiencia paritaria que tendrá lugar el día 14 de este mes”.

“No obstante se anticipó que de no alcanzar un acuerdo satisfactorio en esa oportunidad, se concretará una medida de fuerza de alcance nacional por 48 horas”, advirtió la institución.
Asimismo, graficó que “la situación es crítica” para todos los trabajadores del rubro “ante el gravísimo atraso salarial y la pérdida del poder adquisitivo”.

En ese sentido, solicitó a las patronales analizar “la dimensión” de lo que diariamente viven los representados y, como consecuencia de esa observación, “obren en consecuencia para proponer una salida razonable y respetuosa para la dignidad de las personas”.

“De tal manera ponemos en alerta a toda la sociedad que sin duda comprende el valor del servicio y esfuerzo cotidiano de los trabajadores del autotransporte de pasajeros”, concluyó en el documento.

A finales de enero, la UTA acordó un aumento salarial de $4.000 para los choferes de corta y media distancia, lo cual se iba a aplicar $3.000 a partir de los salarios de enero y otros $1.000 con los salarios de febrero, a cuenta de futuros aumentos.