“El que vota corruptos, es corrupto, el que vota ladrones, es ladrón”

Opinión: Por Eduardo Serra, ex concejal de Oberá, ingeniero y docente. 

En esta etapa de nuestra historia como País, los argentinos seguimos asombrados por los sucesos políticos que nos envuelven.

Esta semana, por comentar uno de estos últimos, nos llama a la realidad lo del diputado Ameri, que sin duda alguna, es otra de las perlitas que nos deja como Nación en el fondo del abismo.

Pero la realidad es que esta lacra política fue puesta en una lista de un partido, y que ciudadanos de una provincia argentina consagraron como diputado nacional (o sea que los representa), en primer lugar a ellos y luego a la Nación entera.

Y acá es donde me quiero detener, porque este sin duda es el gran problema argentino.

Sin dudas: así como este impresentable existen unos cuantos más en las distintas legislaturas del País.

Pongámonos cada uno a pensar lo que votamos en la ciudad, provincia y nación.

“ EL QUE VOTA CORRUPTOS, ES CORRUPTO”

“ EL QUE VOTA LADRONES, ES LADRON”

“ EL QUE VOTA PERSONAS QUE NO RESPETAN LA DEMOCRACIA Y LAS INSTITUCIONES DE LA REPUBLICA, ES UN ANTIDEMOCRATICO”

Pero también es cierto que las legislaturas deben tratar YA el tema de “FICHA LIMPIA” , tal cual propone Juntos por el Cambio en la legislatura misionera, para que los candidatos a cargos electivos no tengan causas por corrupción y delitos pendientes con la justicia.

Por eso siempre sostuve y sostengo, que los cambios se darán cuando el ciudadano actúe como tal y no como fanático o prebendario.

Una vez que se concreta el acto eleccionario, la cosa no se soluciona con marchas y banderazos, aunque entiendo que está muy bien manifestar nuestro descontento.

¿Saben qué argentinos?
Preparémonos para el 2021

Como decía Einstein “ Si hago siempre lo mismo, no puedo esperar otra cosa que los mismos resultados “.

Me molesta tener que decir que muchos de los que hoy vamos con banderas y tocando bocinas en las marchas, votamos a estos personajes que hoy gobiernan, no por no saber quienes eran, sino por prebendas, o complicidad.

No se puede tapar el sol con las manos y hoy nos está quemando.