Misiones recibió $42.038,2 millones de coparticipación y $4.288 millones adicionales en agosto

Tras el anuncio realizado por el presidente Alberto Fernández en relación a la quita de un punto de coparticipación a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para reforzar las finanzas bonaerenses, la consultora Politikon Chaco elaboró un informe sobre la situación de las transferencias (automáticas y no automáticas) del Estado nacional a las provincias y la CABA en lo que va del 2020.


El caso de Misiones: la más perjudicada del NEA

La provincia de Misiones en el período enero – agosto 2020 recibió un total de $42.038,2 millones por transferencias automáticas (coparticipación, leyes especiales y compensación por Consenso Fiscal), mientras que por Transferencias No Automáticas (ATN, programas de Ministerios de Salud, Educación y Desarrollo Social, entre otros) recibió otros $4.288 millones.

En el primer caso (transferencias automáticas), tuvo un incremento interanual del 29,1%, muy por debajo de la inflación a partir de las bruscas caídas de la recaudación producto de la pandemia y su consecuente cuarentena. En el caso de las TNA, crecieron un 116,8%, producto de la misma situación y de los auxilios financieros que el Estado otorgó a las provincias en el marco de la emergencia.

Por ende, el total que recibió Misiones en los primeros ocho meses del año fue de $46.326,2 millones, un 34,2% más que los $34.529,6 millones captados en el mismo período de 2019.

Visto a nivel regional, Misiones fue la provincia que tuvo el mayor crecimiento acumulado de las transferencias, explicado a partir de un fuerte incremento de las TNA. Por su parte, Formosa tuvo la segunda variación más alta del NEA con +33,7% (al haberse incrementado un 137,6% las TNA). Chaco se posiciona en tercer lugar en la región con una variación total del 32,7% y Corrientes último, con un incremento total del 31%, que se explica por el bajo aumento de las TNA (51,8% – junto a Chaco, son las dos únicas provincias en la región con variación menor al 100% en este punto)

En el caso misionero, las transferencias automáticas representan el 90,7% del total captado, contra el 9,3% de las TNA, por lo que sintió de manera más fuerte el impacto de las mismas en la región.

Observando la participación en el total nacional de recursos transferidos a las provincias, el Chaco equivale al 4,3% del total nacional, primera en el NEA; Corrientes participa del 3,2%, Formosa el 3,1% y Misiones el 3%.

De esta forma, si bien en el caso misionero los incrementos fueron mayores, queda de manifiesto una problemática que desde hace años reclama la provincia: es la más perjudicada en el reparto nacional, al no haber correlación alguna entre la cantidad de habitantes, la participación en el PBI y lo que efectivamente recibe. El principal punto de discusión es lo atrasada que quedó la coparticipación: para ponerlo en números, en el acumulado enero – agosto 2020, Misiones recibió $20.000 millones menos que Chaco, pero tiene más habitantes.

Además, Formosa recibió casi $3 mil millones de pesos de más, siendo que tiene menos de la mitad de habitantes que Misiones, y la participación en el PBI de Formosa es del 0,9%, mientras que en Misiones es del 1,9%.

Esto queda en evidencia al medir el total de las transferencias recibidas a nivel per cápita: en Misiones es de $36.729,1 por persona, cuando en Chaco es de $55.634,8 por chaqueño; Formosa lidera en la región con $79.937,4 por formoseño; y en Corrientes es de $45.327,1 por habitante. Esto para el total de las transferencias y al discriminar entre automática y no automáticas las mismas reconfirman lo manifestado.