Por casos de rabia, prohibieron carnes y lácteos de productores misioneros en Posadas

POSADAS. Tras el registro de casos de rabia paresiante por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), la Municipalidad de Posadas informa que se encuentran prohibidos la comercialización de productos cárnicos (bovino, equino, caprino, ovino, suino y auquénido,) y sus derivados (leche, queso embutidos, etc) provenientes de Aristóbulo del Valle, Campo Grande, 25 de Mayo, Garuhapé, Eldorado, Colonia Victoria, Esperanza, Piray, Alem, Panambí, Campo Ramón, Alba Posse, Florentino Ameghino, y Los Helechos.

A través del decreto 652/20, la comuna posadeña se adhirió a la resolución 074 del Ministerio de Agricultura Familiar e informa que en las Ferias Francas de la ciudad no está autorizada la venta de carnes de animales faenados en las localidades antes mencionadas.

La restricción para comercializar está establecida por 30 días después de la vacunación o 30 días después de la última muerte en el radio de 10 kilómetros alrededor de los casos confirmados por el Senasa.

Para ello, la comuna encomienda a las Secretaría de Desarrollo Económico y a la Secretaría de Salud, Medio Ambiente y Desarrollo Humano que fiscalicen y controlen el cumplimiento de estas medidas de sanidad animal y de inocuidad de los productos cárnicos y sus derivados para garantizar la salud pública en los espacios de venta.

En ese contexto, el miércoles se reunieron funcionarios de las Secretarías municipales de Desarrollo Económico y de Salud con la ministra de Agricultura Familiar, Marta Ferreira, también estuvo presente el jefe de División de Alimento, Federico Payes Monzón del Ministerio de Salud Pública de Misiones y representantes de la Asociación de Ferias Francas de Posadas. El encuentro interinstitucional tuvo como objetivo organizar una agenda de trabajo, evaluar el funcionamiento de las sedes feriales y nuevas estrategias para estos mercados de la economía familiar.

Vale resaltar que la comuna por medio de las Ferias Francas promueve el consumo de los productos de la agricultura familiar que desde hace años, marcan presencia en distintos espacios públicos, ofreciendo productos frescos y saludables al alcance del consumidor, sin intermediación alguna. De esta manera, los posadeños pueden conseguir productos de hortalizas y cárnicos de buena calidad y próximos a su domicilio. Y al mismo tiempo, el municipio posadeño sostiene la economía de los colonos de diferentes partes de la provincia que comercializan sus cosechas en esta ciudad. Impulsando que los agricultores que se encuentran en diferentes localidades tengan un mercado seguro de venta, manteniéndose en sus lugares de producción. Fortaleciendo así, las economías locales de otras ciudades.

Este jueves bajo rigurosos controles sanitarios, la Feria de Miguel Lanús abrió sus puertas. Allí, tanto el público en general como beneficiarios de los Programa de Emergencia Alimentaria y Nutricional y Hambre Cero, accedieron a las ofertas de los productores misioneros. Ayer, fueron las sedes de Itaembé Miní y Santa Rita que abastecieron de verduras y frutas a los vecinos posadeños.