Choferes esperan ser atendidos por la patronal, reclaman sueldos de abril

OBERÁ. Los usuarios del transporte público local quedaron varados este martes en las paradas, tras el inicio de las medidas de fuerza por tiempo indeterminado de parte de los choferes. La nacional convocada por UT tuvo adherencia en toda la provincia, pero en el resto de las localidades los trabajadores del volante llegaron a un acuerdo levantando la medida, mientras que en Oberá los choferes aguardan en el predio de la empresa sobre Jujuy, a la espera de ser atendidos por la patronal. Reclaman el pago de sueldos de abril, ya que la empresa le abonó el 60% adeudando hasta la fecha el 40% restante.   

Anoche, la empresa emitió un comunicado asegurando que el servicio funcionaría normalmente. Lo hizo mediante su cuenta de Facebook indicando “señores usuarios les informamos que el día de mañana Martes 12 del corriente mes, la empresa Capital del monte no se adhiere al paro nacional. Por lo cual las lineas que estaban funcionando trabajaran normalmente”, llevando tranquilidad a los pasajeros que viajan habitualmente, sin embargo, éstos quedaron literalmente plantados en las paradas este martes. 

Los usuario manifestaron su queja en la cuenta de la empresa expresando “los que empezamos el día casi a la misma hora que sus choferes…con un simple mensaje en esta pagina hubiésemos evitado movilizarnos innecesariamente”, escribió Marcos K. Por su parte, Ernesto Albin K. comentó “Recién vine de mi trabajo caminando y no hay colectivo”. Noelia Lorena G. dijo “nunca anduvieron los colectivos, juegan con la gente”.



Posteriormente desde la empresa explicaron que “es una medida de fuerza gremial como ser un paro. No se busca adherencia de los empresarios. La adherencia es de los empleados”.



Medida de fuerza nacional 

La Unión Tranviarios Automotor (UTA) inició este martes un paro general de 24 horas en la mayoría de las provincias y en cinco ciudades bonaerenses, ante “el nuevo fracaso de las negociaciones con las cámaras empresarias del sector para que los trabajadores perciban la totalidad de los salarios de abril”. 

El secretario general del gremio, Roberto Fernández, confirmó a Télam que la huelga general comenzará a la 0 del martes en casi todo el territorio nacional, pero aclaró que no habrá paro en la Capital Federal y el conurbano bonaerense, y adelantó que fue convocada una nueva audiencia para el miércoles próximo para buscar una solución.




Fernández criticó “la intransigencia patronal” para abonar los haberes del personal de todo el país, en especial en “el actual contexto de pandemia de coronavirus” y sostuvo que “los choferes no merecen ese trato injusto y arbitrario”.




La conducción nacional del sindicato había ratificado el viernes pasado el estado de “alerta” nacional ante “la ausencia de avances”, aunque convino entonces con patrones y Trabajo un cuarto intermedio en las negociaciones virtuales.

Esa instancia se reanudó este lunes bajo la supervisión de Trabajo, pero según el sindicato “no hubo coincidencias” y ratificó la huelga nacional de 24 horas.

“Los choferes alineados en el gremio demostraron su compromiso desde el primer momento en la primera línea de los servicios esenciales, en plena pandemia de coronavirus, y no merecen de forma alguna este trato”, señaló el dirigente.

Fernández exhortó a “los responsables de haber generado esta situación a ofrecer urgentes respuestas”, y advirtió que “las medidas de fuerza gremiales podrían profundizarse si de inmediato no se abonan los haberes adeudados”.

El dirigente, quien integra la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), explicó que luego de más de 20 días de negociaciones y cuatro audiencias y, no obstante las reiteradas advertencias respecto de la inminente problemática salarial, “los empresarios dijeron no poder pagar”, señaló.

Para el sindicalista, esa postura patronal es “ilegítima y ofensiva”, y “pone en jaque el sustento de 35 mil choferes del interior” de la Argentina, concluyó.