Buscan aplicar otro impuesto a Netflix para financiar el INCAA debido al cierre de los cines

BUENOS AIRES. A raíz de la pandemia, el presidente del INCAA, Luis Puenzo explicó que el organismo se maneja con recursos reducidos que provienen del ENACOM porque los cines están cerrados. Pero esos ingresos también están acotados por la baja en la publicidad. En medio de ese panorama, el impuesto a Netflix, que cuenta con al menos 4.5 millones de suscriptores en el país, aparece como un salvavidas ideal.

La industria cinematográfica es una de las tantas golpeadas por la cuarentena en medio de la pandemia del nuevo coronavirus. Con los cines cerrados, la gente se vuelca a las plataformas de streaming, que en la última década cobraron más fuerza y abonados. Por eso, el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) trabaja desde hace un tiempo en la implementación de un impuesto, similar a la que rige sobre las entradas de cine desde hace décadas.


Así como el Gobierno de Mauricio Macri implementó hace dos años a través del decreto 354 el cobro del IVA, los usuarios de plataformas como Netflix y Spotify ​próximamente deberán sumarle otro impuesto al costo de la suscripción mensual.
“Estamos trabajando con abogados desde hace 2 o 3 años en el tema. Explotó ahora por la necesidad económica que provoca la emergencia. La gente de Netflix lo sabía y lo sabe. Tarde o temprano las plataformas van a tributar. Necesitamos que tributen como tributaron las pantallas y los videoclubes”, explicó Puenzo, en declaraciones a El Destape radio.

El director de cine comparó la situación con lo que ocurrió en el pasado con “el impuesto del 10% que viene de la década del 50” y que se actualizó “en la del ’90 con lo que en ese momento eran las nuevas tecnologías: cable y VHS”.

“Y ahora se está produciendo otra bisagra en la manera de ver cine que es el streaming y las plataformas. Desde entonces estamos trabajando en eso. Tiene cosas para revisar en el cómo. En el qué estamos de acuerdo, cada vez se va a ver más en plataformas. El cómo no es tan sencillo. No se puede hacer de la noche a la mañana”, agregó.

El Fondo de Fomento Cinematográfico, cuya administración está a cargo del INCAA, se integra por, entre otros, un impuesto equivalente al 10% aplicable “sobre el precio básico de toda localidad o boleto entregado gratuita u onerosamente para presenciar espectáculos cinematográficos en todo el país, cualquiera sea el ámbito donde se realicen”, según indica la ley 17.441 o Ley de fomento de la actividad cinematográfica nacional. (Clarín)