Pese al repudio de “Cacho” Bárbaro, asumió José Szychowski como nuevo presidente del INYM

POSADAS. Juan José Szychowski asumió hoy la dirección del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) en reemplazo del ingeniero Alberto Re. La semana pasada, el diputado nacional Héctor “Cacho” Bárbaro manifestó su repudio por esta designación hecha desde Nación. El legislador impulsaba la puesta en el cargo del ex rector de la Unam, Javier Gortari, aunque nada tenía que ver con el sector yerbatero. 

Con el apoyo de nueve entidades yerbateras, Szychowski fue designado a través de la Resolución 53/2020 del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación como representante del Poder Ejecutivo Nacional en el Directorio del INYM y en ese rol, presidente de la Institución.

El traspaso se concretó en la sede del INYM con una reunión de Directorio por el sistema de video conferencia zoom, cumpliendo con el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio establecido por el Gobierno de la Nación. Únicamente estuvieron presentes en el lugar los presidentes saliente y entrante, el director por el Gobierno de Misiones, Ricardo Maciel, y Julio Peterson, diputado y dirigente de la Asociación Civil de Productores Yerbateros del Norte (ACPYN).
El nuevo Presidente del INYM destacó que “los distintos sectores de la actividad son complementarios y como tal vamos a trabajar para fortalecer a todos, especialmente al pequeño productor y a los trabajadores rurales, a los cosecheros”, mientras que el saliente hizo extensivo el “agradecimiento a todos por la confianza y la colaboración” durante su gestión.


Szychowski es nieto de destacados emprendedores agrícolas: los inmigrantes Juan Szychowski, reconocido por su amplia trayectoria en el sector, y Berbardino Bertolotti, fundador en el año 1926 de la primera cooperativa de Misiones, la Agrícola Tabacalera y Yerbatera de Rincón de Bonpland, y del Centro Agrario Yerbatero Argentino (CAYA), también una de las primeras instituciones yerbateras constituidas, hace más de 70 años, con el objetivo de luchar por los intereses de los pequeños productores.



Siempre ligado a la actividad yerbatera desde su infancia en la chacra de los padres, es la actividad que eligió continuar cuando se independizó, y como productor es parte del CAYA.