El gobierno postergó el pago de la deuda AF20 hasta septiembre y se disparó el riesgo país 2000 puntos

ECONOMÍA. La sorpresiva reestructuración del bono AF20, que vencía este jueves y para cuyo pago el Gobierno no pudo conseguir nuevo financiamiento, generó alarma en los mercados, que se colmaron este martes de síntomas negativos.

Los bonos de la deuda soberana sufrieron una sangría: el propio dual AF20 se hundió más del 30% (-31,12%), mientras que los papeles en pesos bajaron hasta 12,3% y los nominados en dólares perdieron hasta 5,6%.

Mientras tanto, el Riesgo País de la Argentina volvió a mostrar una fuerte escalada, para situarse en los 1.999 puntos básicos, como condimento de una rueda caracterizada por la aversión a los activos argentinos.

El desmadre se originó luego de conocerse este martes la decisión del Gobierno acerca del bono dual AF20: pagar sólo los intereses al vencimiento y postergar la amortización del capital al menos hasta el 30 de septiembre próximo.

Las caídas se habían comenzado a notar ya desde la preapertura del mercado en los Estados Unidos, lo que mostraba la cautela de los inversores.

Los bonos en dólares mostraron una caída en bloque debido a la nueva situación del país: el Bonar 2024 marcó la tendencia con una baja del 5,67%. Le siguieron el Par Ley Arg. 2038 (-4,83%), el Bonar 2020 (-4,68%) y los Bonos Internacionales 2117 (-3,68%).

Entre los bonos en pesos, los más impactados fueron el TC20D (-12,31%), el TC20 (-7,8%) y los bonos del Tesoro 2020 (TJ20), que retrocedían 8,71%.

Te puede interesar
Pagar o reperfilar: dos alternativas que tiene Martín Guzmán ante el megavencimiento del jueves
Se posterga el bono AF20 hasta septiembre
El Ministerio de Economía anunció este martes que reestructurará el bono AF20 que vencía este jueves, y que pagará solamente los intereses del bono, al tiempo que precisó que la liquidación del capital será “postergada” y estará atada a la reestructuración de la deuda pública.

“Se pagarán los intereses al vencimiento, mientras que la amortización será postergada, en esta instancia hasta el 30 de septiembre del corriente año, de modo de poder contar con más tiempo para poder reestructurar este bono de una forma consistente con el resto de la reestructuración de la deuda externa”, se indicó en un comunicado.

El mismo precisó que “quien participó del canje (del AF20) posee ahora una tenencia sostenible, mientras que a los tenedores que decidieron no cooperar les tocará esperar”.

Por lo tanto estableció que “al igual que con la deuda en dólares, se pagarán los intereses al vencimiento, mientras que la amortización será postergada, en esta instancia hasta el 30 de septiembre del corriente año”.

2020-02-03 GCBA -Actividades gratis-Home y Secciones – 300×250
“Este gobierno no va a aceptar que la sociedad argentina quede rehén de los mercados financieros internacionales, ni va a favorecer la especulación por sobre el bienestar de la gente”, indicó la cartera que conduce Martín Guzmán.

Aclaró que “la situación será distinta para los tenedores individuales con posesiones inferiores a US$ 20.000 al 20 de diciembre pasado”, y remarcó que “a este grupo de tenedores no se les postergarán los vencimientos de capital”.

Te puede interesar
Economía declaró desierta la licitación que buscaba conseguir fondos para pagar el bono dual
También puntualizó que “hay una clara distinción entre este instrumento (el AF20) y los bonos o letras en pesos”.

Explicó que “el bono AF20 fue emitido el 13 de julio de 2018, en el contexto de lo que ya era una profunda crisis económica, cambiaria y de deuda, atando potencialmente los pagos del activo a la evolución del dólar, que es lo que establece el componente dólar linked de este bono dual”.

“Lo que se hizo fue emitir deuda atada al dólar en una situación insostenible, una receta para agravar los problemas”, agregó el comunicado.

Economía recordó que el 3 de febrero último ofreció un canje que tuvo una adhesión cercana al 10%.

“El canje buscó cambiar el perfil de este bono insostenible por otro que fuese sostenible. Hubo cooperación de tenedores locales pero no hubo cooperación por parte de un grupo de fondos extranjeros que posee la mayor tenencia del instrumento” agregó el Ministerio.

Puso de relieve que “esta postergación de los vencimientos de capital de este título no afecta ni interrumpe en modo alguno la estrategia de normalización de la curva de rendimientos en pesos”.

“Las condiciones de mercado son tales que esta administración no observa dificultades en cuanto a la capacidad de enfrentar los vencimientos de la deuda en pesos al mismo tiempo que se preserva la consistencia del programa macroeconómico integral, en particular sus componentes fiscales, monetarios y financieros”, concluyó el Palacio de Hacienda.