Agremiados de UDPM: “No podemos vivir con este sueldo de indigente…yo me cansé, vamos a luchar en serio”

OBERÁ. Tras la muerte de la dirigente de UDPM, Stella “Marilú” Leverberg, surgen las internas entre los agremiados que reclaman por los bajos sueldos. Rubén Darío “Grillo” Caballero, reemplazo de la fallecida, no logra controlar las bases.

“Sinceramente no podemos vivir con ese básico, ni con ese sueldo, no hay justificación”, reclamó una docente, agregando “en este momento de mi vida me importa mi hijo, y el bienestar de mis colegas docentes, el patrón y el obrero no pueden estar de la mano, sino el gremio no es gremio, y cada vez que uno dice algo, saltan que hay que tener memoria, somos chicas jóvenes con 15 o 20 años de antigüedad, no podemos estar con un básico de 5 mil, aquel día que reclamé me salieron con que tengo doble turno, me quieren apretar”…”tenemos un sueldo de indigente, esta situación no puede seguir, faltan que uno diga en este gremio que algo está mal, para que salten con cuchillo, yo me cansé, vamos a luchar en serio y dejen de decir pavadas como si fuéramos todos ignorantes”, fustigó, preguntando “¿para qué existe un gremio?.

La mujer asegura, en el audio de una conversación con agremiados, que fue delegada y “fundió el motor de su auto para que sus colegas sean directoras”, y que docentes que se recibieron diez años después que ella, lograron ser directoras por tener vínculos directos con la dirigente renovadora fallecida.

 

Otro maestro manifestó “disculpen que me meta, yo milité muchos años en el gremio y la UDPM no defiende los derechos de los docentes, en este momento el flamante reemplazo de Marilú salió a defender al gobierno diciendo que no se puede dar un básico de 12 mil pesos… no puede estar haciendo declaraciones a favor del gobierno”, dijo.