Por $200 pesos, militantes se llevaron un “Pan Dulce Peronista”

BUENOS AIRES. Adrián Godoy pensó que no llegaba. La policía iba cerrando las calles en inmediaciones al Congreso de la Nación y la Plaza de Mayo. En su camioneta cargaba las mil cajas del “Pan Dulce Peronista” que debía llevar a la base de la Federación de Trabajadores de la Economía Social (FeTraES), ubicada a una cuadra del corazón de la masiva concentración que recibió a Alberto Fernández y a Cristina Kirchner.

El debut del típico postre navideño comenzó el lunes cuando los primeros militantes ocupaban su espacio en la Plaza de los Dos Congresos. Y fue un éxito: la atención de la prensa sobre la caja con las imágenes de Juan Domingo Perón, Evita, Néstor y Cristina Kirchner generó ventas inmediatas. Godoy no podía fallar.

El FeTraES agrupa a empresas recuperadas, cooperativas de trabajo y productores de agricultura familiar que brindan asistencia a los sectores más vulnerables en el conurbano bonaerense.

“Queríamos empezar a vender a las ocho y arrancamos a las 10. Los compañeros se estaban poniendo nerviosos”, contó el militante de la agrupación 27 de Octubre de Quilmes. Sin embargo, las cajas volaron. “Se nos complicó pero todo sirve como aprendizaje“, se animó. Para las dos de la tarde solo quedaban unas 150 que Godoy cargó en su camioneta y se las llevó a otro punto de venta en Plaza de Mayo.

El Pan Dulce Peronista se hace bajo la supervisión de una panadera, sale 200 pesos y es elaborado por la Cooperativa de Trabajo “4 de Agosto” de Lanús. Eduardo Montes de FetraEs y Leopoldo Rodriguez de Unidos y Organizados están detrás de la iniciativa que, prometen, va a extenderse más allá del 10 de diciembre.

“Queríamos hacer un producto para salir a vender y que también le dé trabajo a los compañeros. Y, a su vez, poder fortalecer el trabajo en las cooperativas y en los comedores y merenderos de los cuales estamos trabajando. Así surgió la idea. Estamos felices de poder llevarlo a cabo en un día muy importante porque es el día en que volvimos, después de cuatro años de sufrimiento. La mayoría de los compañeros que estamos acá, estamos comprometidos en los barrios, trabajando en los comedores”, explicó Godoy.