Audiencia: De 15 mil usuarios, solo tres participaron y uno pidió “valorar al empresario”

OBERÁ. De un estimado de 15 mil pasajeros del servicio de colectivos, solo cinco se inscribieron para participar de la 12º Audiencia Pública realizada este lunes en la Casa de la Cultura, sede del Concejo Deliberante, previo al aumento en la tarifa del transporte urbano que sería, probablemente, fijada en febrero.

Pero dos faltaron y de esta forma, se batió el récord de escasa participación, desde que la figura de expresión colectiva (Audiencia Pública) no vinculante, fue instaurada por Carta Orgánica en 2013.

Los únicos tres pasajeros oradores fueron Miguel Ángel Morales, gendarme retirado y recientemente abogado, ex candidato a Defensor del Pueblo y participante infaltable de cada convocatoria; y Abelardo Cukejo, periodista y un ciudadano inquieto siempre atento a las cosas que hacen a la comunidad; y Héctor Stakievich, un vecino que durante años pidió se aplique el boleto de transferencia evitando abonarse dos pasajes para ir de un barrio a otro. El esto de los 15 mil usuarios diarios que totalizan unos 4 millones de viajes al año, se excusó en las redes sociales de no participar por el horario y día laboral en que fue fijada la convocatoria: un lunes a las 8 am; y porque la misma no es vinculante y sirve únicamente como catarsis.

 

Como todos los años, Morales volvió a recordar que el pasaje gratuito para jubilados y pensionados, establecido en la Carta Orgánica, aún no se aplica; y las unidades carecen de accesibilidad para personas con deficiencias motrices, como es su caso. Mencionó que la empresa posee varias unidades con más de 10 años de antigüedad (la mitad de la flota) y no deberían circular por su mal estado.

Además, señaló que “el Gobierno municipal crítica al nacional porqué beneficia y enriquece a los empresarios, dejando cada vez más pobre a los pobres, pero hace lo mismo a nivel local beneficiando al concesionario Capital del Monte”. Pidió concretamente que el Concejo Deliberante “no le otorgue ningún beneficio, ningún aumento a la empresa hasta que comience a cumplir las normas…que piensen en el pueblo”, expresó.

Luego fue el turno de Cukejo, quien pidió “tener conciencia y ser razonables”, y defendió al concesionario diciendo “hay que valorar al empresario”, en base a la generación de empleo. “Soy jubilado y pago mi boleto de 20 pesos, una gaseosa en el centro cuesta 70 pesos”, comparó. Puntualizó en que debe ser el estado quien baje sus costos: “esta es la teoría de la frazada corta, cómo se reparten los sacrificios, hay que hacer un ajuste impositivo, laboral, al político”, y consideró que el Concejo Deliberante “está actuando bien”.

 

Stakievich, por su parte, recordó que los jubilados no tienen boleto gratuito, en consonancia con Morales, y precisó sobre un horario de colectivo de la terminal al centro que la empresa divulga pero no opera, y eso hace que deba utilizar servicio de remis.

 

 

El primero en hablar fue Facundo Eduardo Zárate, representante de la empresa Capital del Monte, quien afirmó que el costo por kilómetro recorrido es de 184 pesos por unidad y requieren subir al menos 15 pesos sobre el valor actual de 30 pesos.

Zárate fundamentó el pedido en el aumento de costos desde octubre de 2018 a noviembre de 2019, hubo un aumento en el Gasoíl del 43,72%, el Euronorma 41%, Aceite 81,37%, Neumáticos 57%, salarios 30%, Chasis y carrocerías 56,91%, además habló de la quita de subsidios. Aseguró que el valor pedido se desprende de la tarifa técnica que regula la tarifa.

“Por todo lo dicho, afirmamos el día de hoy que necesitamos un incremento mínimo urgente de al menos 15 pesos sobre el valor de boleto único actual”, aseveró Zárate.

 

A su turno, el titular del Inspección de Tránsito del municipio, Guillermo Correa, hizo referencia a tres variables para determinar la tarifa operativa y exhibió en pantalla gigante los mismos.

El funcionario explicó “dentro de los costos variables, tenemos el combustible, lubricantes, neumáticos; dentro de los cotos fijos directos, el seguro del vehículo, impuestos, tasas, y demás; y por último tenemos el costo indirecto que está dado por el personal. Luego tenemos el índice del pasaje por kilómetro recorrido, el famoso IPK”, y agregó que “el ejecutivo viene haciendo el trabajo mes a mes” de análisis respecto a la cantidad de kilómetros que recorren los colectivos a fin de bajarlos y reducir el costo que arroje el IPK, de lo contrario el valor del boleto sería casi 40 pesos.

Señaló que, por el trabajo realizado en la reducción de kilómetros, a partir de la quita de frecuencias y servicios, “hoy el costo de la tarifa media sería de 36, 39 pesos, para el ejecutivo.”

 

Patricia Nittmann, titular de la Defensoría del Pueblo, pidió que la empresa concesionaria ponga cortinas, aires acondicionados, unidades aptas para personas con discapacidad y mejoras en los refugios donde aguardan los pasajeros, entre otras demandas.

Además solicitó capacitación constante a los chóferes y habló del pedido por parte de docentes y alumnos sobre un servicio a Picada Sgto Cabral.

Nittmann esgrimió: “Según estimamos, el costo mensual del transporte público para un usuario que debe trasladarse a su trabajo de lunes a sábado, alcanza el 17% del salario mínimo vital y móvil, por ello es que insistimos que los aumentos de los servicios públicos deben guardar relación de acuerdo con los incrementos salariales, más considerando que la mayor parte de los usuarios no cuentan con ingresos determinados según paritarias”. Luego, señaló que “las tarifas aumentaron 5 mil por ciento, cuando que los sueldos no subieron más del 120 %”.

Por último, manifestó “solicitamos que el nuevo aumento del boleto sera razonable y económicamente viable que no afecte el bolsillo del usuario y se aplique en forma proporcional durante el 2020”.

 

Audios: Morales y Cukejo

 

 

Audios: Facundo Zárate