Crean Plan Federal de Prevención de Delitos Tecnológicos

BUENOS AIRES. A través de la Resolución 977/2019 se dispuso la creación del Plan Federal de Prevención de Delitos Tecnológicos y Ciberdelitos con el objeto de trazar un curso de acción que tienda a proteger a la ciudadanía de todo tipo de actos delictivos que son desplegados mediante las tecnologías.

De esta forma, se busca poder contar con una herramienta institucional que sirva para generar alertas sobre estas nuevas modalidades de las que se sirven los cibercriminales, investigar estos delitos y conformar una respuesta estatal efectiva.

El Plan Federal de Prevención de Delitos Tecnológicos y Ciberdelitos se enmarca dentro de las políticas implementadas por el Ministerio de Seguridad de la Nación para combatir los delitos complejos. En este caso, aquellos que encuentran en las nuevas tecnologías y el ciberespacio los canales necesarios para concretarse en el anonimato, organizarse y buscar potenciales víctimas.

La Dirección Nacional de Investigaciones que coordina Rodrigo Bonini -dependiente de la Secretaría de Seguridad que conduce Eugenio Burzaco- será el área encargada de desarrollar y coordinar dicho plan como así dictar las normas para su aplicación.

Es necesario aclarar que “ciberdelito” comprende a delitos concretados por medio de las tecnologías de la información y comunicación (TIC´S) en el ciberespacio. En cuanto a los “delitos tecnológicos”, son aquellos cuya planificación, organización, ejecución o resultado se exponen en el ciberespacio.

La coordinación de esta política de seguridad contempla la conformación de un canal de atención telefónico que brinde asistencia las 24 horas los 365 días del año, constituido como Centro de Atención y Respuesta al Ciberdelito (CARC-247). Además, se proyecta un Sistema Federal de Ciberdelitos que contará con la información provista por las fuerzas federales, provinciales y autoridades locales.

Además, se dispuso la creación de una Comisión Asesora en materia de Lucha contra el Ciberdelito –con carácter ad honorem- para el seguimiento de las medidas adoptadas como parte del Plan Federal que podrá estar integrada por organizaciones de la sociedad civil, el sector privado y expertos en la temática.

Por último, se invita a las provincias,  y a los municipios a adherirse.