Muerte de la joven por desnutrición: “No es mi responsabilidad sino de la trabajadora social”, dijo el juez

OBERÁ. Durante el fin de semana se conoció la muerte por desnutrición de Aylhen Rocio Mattos, una joven que sufría dificultades motrices, auditivas y visuales. Tenía 18 años y apenas superaba los 20 kilos de peso.

Efectivos de la Seccional 2da, por orden del Juzgado de Instrucción Dos, a cargo del Dr. Horacio Heriberto Alarcón; allanaron el domicilio familiar donde vivía con su madre que padecería de un trastorno de la personalidad, quien fue detenida por abandono de persona. La mujer tiene otras dos hijas de doce y cinco años, que están al cuidado de familiares de su expareja.

Al respecto, José Gabriel Moreira, Juez de Familia de Oberá, responsabilizó a la trabajadora social que intervino en el caso. “A principios de año la misma trabajadora social, que es funcionaria pública, tomó conocimiento de la causa y en mayo presentó un informe”, dijo a la emisora local El Aire de Integración y agregó, “le pagaron para que haga el informe. Se presentó a la vivienda y en el informe lo único que dijo sobre Aylhen fue que en su habitación había falta de higiene”.

Moreira señaló que la funcionaria “nunca habló de la situación personal de la joven. El autismo, la sordera y la ceguera de ella no son de ayer, no son de hace 20 días. Son de toda la vida. Entonces un funcionario público, ejerciendo en este caso una función privada, ingresa a una vivienda y presenta un informe al juzgado en el marco de ese juicio. Nosotros en ese juicio no resolvíamos la situación de Aylhen, y no hubo una denuncia”,

Enfatizó que a su juzgado “nunca entró un proceso o denuncia por lo que tengamos información o acción administrativa o particular donde se haya pedido medidas de protección de la niña”, explicando que “el Juzgado es un lugar de resolución de conflictos jurídicos y para que un Juez decida, tiene que haber un conflicto jurídico, o sea una denuncia relativa a la materia que el Juez tiene a su cargo”.

“No es mi responsabilidad sino de la trabajadora social. Nunca dijo que las personas que la cuidaban no estuvieran en condiciones de hacerlo. No tuvimos nunca una causa por la situación de Ayhlen”, finalizó.