“La CELO ya no le debe nada a EMSA”, dijo Andersson

OBERÁ. Hoy, jueves 17 de octubre, se realizarán las tradicionales Asambleas Electorales de Distritos de la Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá-CELO-. Los socios que no adeuden facturas al 31 de julio pasado elegirán a 216 delegados titulares y un número igual de suplentes que representarán a veinte distritos. En fecha a definir, los delegados electos hoy tendrán la doble misión de renovar un tercio del Consejo, que está integrado por nueve miembros y es la máxima autoridad de la entidad, y tratar la Memoria y Balance del ejercicio contable que cerró en julio. Se votará entre las 15 y las 21 horas con el documento de identidad. En estos comicios aumentó el número de distritos, pasando de diecisiete a veinte. Once corresponden a la ciudad de Oberá, y nueve a cada uno de los otros municipios en donde la CELO presta servicios: Colonia Alberdi, San Martín, Panambí, Los Helechos, Guaraní, Campo Ramón, Florentino Ameghino, Mártires y General Alvear.

En la tarde-noche del miércoles se realizó un debate en los estudios de FM Oxígeno, en el que participó Infóberdigital. Allí estuvieron representando a la oficialista Lista Blanca el presidente de la cooperativa, Pedro Andersson, y el secretario del Consejo, Jorge

“Coqui” Duarte. Y el ex titular de la entidad, quién ahora milita en la opositora Lista Multicolor, Carlos Ortt. Andersson afirmó que “la CELO ya canceló su deuda con Energía de Misiones”.

Andersson informó que la semana pasada la CELO y la ex EMSA (que ahora se llama Energía de Misiones) arribaron a un acuerdo sobre la consolidación de la deuda que tanta controversia generó entre ambas entidades. “La CELO entregó sesenta y ocho cheques por un total de 401 millones de pesos a cobrar hasta mayo de 2020”, declaró el presidente. A su vez Jorge Duarte, ex síndico y actual secretario del Consejo de Administración, informó que el pasivo total de la CELO al 31 de julio de 2019 es de 664 millones de pesos.

Carlos Ortt, señalado por Andersson como el responsable del incremento del déficit con Energía de Misiones por haber firmado un convenio de pago durante su gestión “que tenía un interés diario millonario que hizo que la deuda fuera impagable”, dijo que a la ex EMSA no se le dejó de pagar por dificultades económicas, sino por una “decisión política del actual presidente” (en referencia a Andersson). Ortt, quién reiteradamente se quejó de que desde el Consejo “no se nos brinda la información que corresponde”, también desechó el argumento de que se haya incrementado fuertemente el nivel de morosidad de los socios por la crisis económica nacional. “La morosidad está en niveles

históricos-dijo-. El setenta por ciento paga al primer vencimiento de la factura. Y el otro treinta por ciento paga al segundo vencimiento. No subió tanto la cantidad de socios que no pueden pagar”. Ortt, quién evitó confrontar directamente con Andersson, se defendió negando que el convenio firmado con EMSA durante su presidencia haya generado la deuda que su sucesor le achaca y contraatacó preguntándose “¿en qué se uso el dinero que entre enero y junio no se usó para pagarle a EMSA?”

Tanto Andersson como Duarte insistieron en subrayar que las claúsulas que Energía de Misiones puso en el convenio de pago firmado por Ortt fueron “usureras” y que eso forzó a renegociar un nuevo convenio. Y que la nueva deuda que se va a generar al no poder pagar ciento por ciento la energía que la CELO le compra mensualmente a EMSA “también será cancelada con cheques a largo plazo”.

En los comicios de hoy competirán dos listas: la oficialista Lista Blanca, que tras haber desbancado a las conducciones ligadas al exintendente Ewaldo Rindfleisch en 2015 lleva cuatro años administrando la cooperativa y ha puesto en el cargo de presidente a Roque Romeo Schwemberg, Rafael Pereyra Pigerl, Carlos Ortt y Pedro Andersson. Y la opositora Lista Multicolor, una alianza política heterogénea que incluye a radicales, gente del PRO, renovadores, ex referentes de la Lista Blanca como

el propio Carlos Ortt, e incluso a algún ex funcionario de Rindfleisch como el concejal Raúl Zabala.

El año pasado la denominada “grieta” afectó a la Lista Blanca, dividiendo las aguas entre quiénes están ligados a Juntos por el Cambio, como el entonces presidente Ortt y algunos ex consejeros, y otros que responden al diputado provincial Rafael Pereyra Pigerl, kirchnerista y aliado a la renovación. Estos últimos ganaron los comicios y coparon el Consejo de Administración.

Walter Anestiades y Gabriel Eduardo Jacquemín