“El misionero siempre supo dónde quería estar, con Cristina” dijo Britez

MISIONES. Cristina Brítez encabezó el sábado pasado un acto con trabajadores de distintos gremios, estudiantes universitarios y desocupados en el comedor de la Universidad Nacional de Misiones, en Posadas. La ovacionaron muchas veces y hubo varios que la propusieron en sus discursos como la futura candidata a gobernadora de su espacio, el Frente de Todos local. Pero ella, la candidata a diputada nacional más votada en las últimas PASO, pidió cautela, recordó que la elección general es el 27 de octubre y que todavía no se había ganado nada. Pero también les recordó a sus partidarios que con lealtad y coherencia el proyecto nacional y popular que durante más de una década enarboló el kirchnerismo pronto estaría de vuelta. Y disparó por elevación a la Renovación, al recordar que mientras otros no se jugaron, ella y los suyos siempre fueron leales a Cristina y a Néstor.

Es el mediodía de uno de los días más calurosos de esta primavera. El termómetro orilla los 40 grados y acaba de finalizar un acto que tuvo muchísimos oradores. Todos querían criticar la política económica del Presidente, pedir que el actual gobierno nacional fuera desplazado por el voto popular y elogiar la manera en la que Cristina Brítez había embestido siempre contra la gestión de Mauricio Macri. La escena en la que, zapatillas de DASS en la mano, fustigó en la Cámara Baja al jefe de Gabinete, Marcos Peña, achacándole a su administración la crisis terminal que sufre la fábrica de zapatillas instalada en Eldorado, fue vista varias veces en una pantalla. Después de decenas de selfies y fotos con dirigentes, sindicalistas, estudiantes y público en general, habla con el portal Enfoque sobre el tramo final de la campaña.

“El misionero entendió el escenario antes de que llegara Mauricio Macri al Gobierno. Es lo que venimos contando desde el primer día, porque en la provincia nunca ganó Cambiemos, ni en 2015, ni en 2017 ni en 2019. Y en las PASO también se vieron esos resultados. El misionero siempre supo dónde quería estar. Y quería estar incluido dentro de un proyecto nacional. Entonces, estos resultados no nos sorprenden porque cuando veníamos recorriendo las distintas localidades nos decían que querían estar con Cristina”, asegura la candidata.

Brítez no escapa a la autocrítica: “No fuimos perfectos, cometimos errores, seguramente que sí. Pero que hicimos todos los esfuerzos posibles para que estemos todos juntos y poder mejorar esta situación. Que estábamos mejor antes, eso lo puedo asegurar”.

Está convencida de que “a partir del 12 de agosto los habitantes de Misiones se levantaron con esperanza. Se sintió en el aire que hubo un cambio de época, como que se terminó esa opresión que estaban sintiendo. Antes del 11 de agosto estaban preocupados, tristes, pensaban que esto iba a continuar. Pero hoy cuando hablás con el misionero, está contento, porque ve realmente una esperanza, que hay posibilidades de cambiar este gobierno”.

Reiteró su pedido de cautela: “Como lo vengo repitiendo, no ganamos todavía, no hay que subestimar al rival y tener la humildad necesaria para seguir sumando las voluntades”.

La actual legisladora nacional afirmó que “aprendimos a militar con lealtad y coherencia. Nos enseñó Néstor, nos lo demostró Néstor. Porque una cosa es aprender y otra comprender. Comprendimos con actitudes y gestos desde el 2003 en adelante que la lealtad y la coherencia son lo más importante. Todo esto gracias al trabajo que fueron llevando adelante Néstor y Cristina. No somos leales a una persona, sino a un proyecto nacional y popular. Si sos fiel a ese pensamiento, a esa forma de vivir, podés ocupar muchísimos lugares. Pueden pasar muchos años pero jamás podés equivocar el rumbo, porque sabés adónde querés llegar”.

“Quedamos sorprendidos cuando empezamos a armar Unidad Ciudadana, porque íbamos a Andresito, a San Antonio, a distintos puntos de la provincia, y la gente nos decía que sabía cómo había votado nuestros diputados nacionales, sabía lo que era el neoliberalismo, el FMI. Ese mensaje yo se lo llevaba a Cristina, a Máximo (Kirchner) y les decía que el proyecto nacional y popular había prendido en la gente y que eso se notaba”, señaló.

Cristina Brítez adelantó que “lo que queda de la campaña va a ser como ahora, austera, a pulmón. Hablando con grupos pequeños, mirando a las personas a los ojos, que nos puedan creer. Que la gente vuelva a creer en la política, que confíe en nosotros. No es un slogan, queremos que la gente se vuelva a amigar con la política. Lo necesitamos. Preferimos reuniones cortas, chicas, donde ambos, nosotros y ellos, se vayan con algo. No queremos grandes actos, donde las personas lleguen acarreadas, no es lo que buscamos. No pensamos la política desde esa mirada”.

Sobre el candidato presidencial del Frente de Todos, sostuvo que “Alberto es la persona indicada para el actual momento político de la Argentina. Es el que vino a conseguir la unidad que tanto estábamos pregonando. Tiene una personalidad que es fuertísima, es un hombre muy inteligente, que inspira una gran confianza. Se han acercado muchos sectores que antes no compartían con nosotros, y eso es lo valioso de él y del Frente de Todos”.

“Va a depender de nosotros ser inteligentes y generosos para que esto pueda seguir funcionando”, remató.