José López pidió que los US$ 9 millones se mantengan como prueba de la causa de los cuadernos

NACIONALES. El ex secretario de Obras Públicas del gobierno kirchnerista, José López, enfrenta una condena de seis años de prisión por el delito de enriquecimiento ilícito, en la causa donde se lo investigó por los bolsos con U$S 9 millones que en junio de 2016 buscó esconder en un convento de General Rodríguez. Los fondos decomisados fueron destinados a dos hospitales pediátricos pero la sentencia no está firme.

 A través de un escrito insistió con el planteo de que ese dinero no era suyo y pidió que no sea donado a los hospitales infantiles, sino que se afecte al embargo en la causa de los Cuadernos, porque “hay suficientes pruebas para determinar que ese dinero guarda relación” con las coimas investigadas y se refirió a un hombre de “extrema cercanía a la ex Presidenta”, en alusión al ex secretario privado Fabián Gutiérrez.

Los jueces Ricardo Basílico, Adrián Grünberg y José Michilini en junio de este año, encontraron responsable al ex secretario de Obras Públicas de Cristina Kirchner del delito de enriquecimiento ilícito, como autor del mismo, descreyendo de su planteo que sostenía que el dinero que buscó esconder en la madrugada de aquel 14 de junio, no le pertenecía.

La maniobra juzgada, no funcionó en soledad según la Justicia. La condena alcanzó como partícipe secundaria del enriquecimiento ilícito a la esposa de López, Amalia Díaz a dos años condicional, por lo que no quedará detenida. Asimismo, se encontró responsables a los empresarios Eduardo Gutiérrez y Andrés Galera como partícipes necesarios de la maniobra, a una pena de dos años y seis meses condicional exigiéndoles que fijen residencia.

La imagen de la madrugada del 14 de junio de 2016, mostró a un desesperado José López intentando esconder en un convento de General Rodríguez varios bolsos con casi 9 millones de dólares, 153.000 euros, 59.000 pesos; relojes Rolex y joyas tasadas en $ 452.000 y armas. Ese día se le dictó la prisión preventiva que desde este miércoles se convirtió en su condena por enriquecimiento.

Sobre estos bienes y dinero secuestrados, que llevaron por primera vez al banquillo de los acusados a López, el Tribunal solicitó el decomiso. Se destinaron dichos fondos a un fin social para y se colocaron a disposición en partes iguales al Hospital de Pediatría Garrahan y el Hospital de Niños Gutiérrez en partes iguales.

También, como parte de la investigación, se ordenó el decomiso de la casa de Dique Luján valuada en U$S 480.000, el ex funcionario K sostenía que alquilaba la propiedad, pero la Justicia sostuvo que buscó esconder la titularidad del inmueble.

José López sin embargo, antes de ser enviado a juicio oral en la causa conocida como los Cuadernos de las Coimas, a través de un escrito que presentó su defensor oficial, Gustavo Kollmann, insistió con el planteo sobre que aquellos 9 millones de dólares no le pertenecían. “Los elementos de prueba nos llevan a considerar que el dinero allí secuestrado poseía igual fuente que el que era llevado en bolsos por Roberto Baratta, es decir, del pago de reintegros por la concesión de obra pública”, sostiene el planteo formulado.

Por ello, la defensa del ex funcionario K indicó que esta línea investigada “no se ha profundizado y hay muchos puntos de conexión”, y amplió: ” El período de tiempo que se le atribuye a López por haber formado parte de una asociación ilícita encapsula la fecha en la que se le secuestró el dinero que era trasladado en bolsos. A su vez el propio López no sólo negó la propiedad de dicho dinero sino que también expresó que le había sido entregado por Fabián Gutiérrez de extrema cercanía a la ex Presidenta Cristina Fernández de Kirchner y también a Daniel Muñoz cercano a Néstor Kirchner”.

Según la acusación que lo llevó a juicio al ex funcionario K, la instrucción recolectó “prueba suficiente” para “tener por acreditado el enriquecimiento ilícito de López y de su mujer, y en particular la compra del terreno y la construcción de la casa ubicada en Dique Luján, el departamento de la calle Las Heras y la tenencia del dinero hallado en el Monasterio”.

El fiscal del juicio Miguel Ángel Osorio, había considerado que durante su paso por la función pública, “López aumentó su patrimonio en un monto escandalosamente elevado que de ningún modo puede justificarse (…) lo cual demuestra que detrás de ese dinero espurio se esconden actos de corrupción”.

El ex secretario de Obras Públicas que se convirtió en imputado colaborador y testigo protegido en el expediente de los Cuadernos, además agregó que Gutiérrez como Muñoz, “no sólo han sido secretarios privados de sendos expresidentes sino personas de su máxima confianza que mantuvieron vínculos con estos aún después de dejar la función”.

Para reforzar este planteo que conduce a la Senadora, José López explicó que hay que observar la “vinculación entre el dinero secuestrado y el objeto de investigación en la causa de los cuadernos, prácticamente todos los secretarios privados de los expresidentes en cuestión, se encuentran involucrados en las causas con relación a su patrimonio, bajo la sospecha de haber oficiado entre otras cosas, de testaferros del matrimonio presidencial”.

FUENTE: Clarín.