400 mil venezolanos en el país: “¿Cómo puede ser que están todos trabajando? algo no está bien” dijo Pichetto

BUENOS AIRES. El candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, desató la polémica sobre el desempleo en el país al contrarrestar los “400 mil venezolanos que están trabajando” en distintos rubros. “Acá hay algo que no está sonando bien”, planteó este martes 1 de octubre. Consultada por el caso, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, reconoció que hace falta un “cambio cultural” pero que se “necesita que se generen 400 mil puestos de trabajo para que” los beneficiarios de planes sociales “dejen de tener la asistencia”.

Consultada por los dichos del senador peronista, la funcionaria explicó que el Gobierno “reempadronó” a todos los que “tenían una asistencia, unas 400 mil personas, el 80% de ella sin el secundario terminado”. “Más allá de la dificultad de generar empleo hoy en la Argentina, sin secundario terminado y ninguna capacitación: ¿podés salir a buscar trabajo? ¿vas a conseguir trabajo? No. Entonces, todo este tiempo nos ocupamos de que esas personas que quisieran pudieran formarse. Ahora, el que no quería dejaba de tener la asistencia”, explicó durante una entrevista.

Stanley remarcó que la capacitación y la educación son dos condiciones obligatorias para sostener hoy la asistencia social: “Hoy el 90% se mantuvo (dentro del plan social) y tenemos muchos que ya están terminando el secundario y muchos recibiendo capacitaciones. Y 27 mil personas que dejaron el plan social para conseguir un trabajo. Pero necesitamos que se generen 400 mil puestos de trabajo para que dejen de tener la asistencia del ministerio que es la única que reciben y puedan generar sus propios ingresos”, sostuvo.

“Las herramientas que tenemos desde el ministerio tienen que ser herramientas transitorias. Es la única manera de revertir la pobreza”

El compañero de fórmula de Mauricio Macri había cuestionado: “¿Cómo puede ser que gente que viene del extranjero —vamos a poner el ejemplo claro de los venezolanos, 400.000 ingresaron en el último año, no conocían ni las calles de Buenos Aires ni el argot porteño— y están todos trabajando en servicios, gastronomía, hotelería, gimnasios, estaciones de servicio? Acá hay algo que no está sonando bien”.

“¿Cómo se puede alentar la pyme, que baje la tasa de interés, generar actividades económicas productivas? Este es el tema que hay que desactivar y que requiere también afrontar los grandes debates, por ejemplo: ¿El plan de ayuda puede ser para siempre? Yo creo que no. Puede ser para un año”, opinó Pichetto.