La construcción cayó 7,5% y está en su menor nivel en diez años

ECONOMÍA. La venta de insumos para la construcción retrocedió 7,5% interanual en agosto, de acuerdo a un índice elaborado por las principales empresas del sector, publicó BAE Negocios. El indicador del grupo Construya acumuló de esta manera una baja del 13,6% desde enero y ya se ubica en su menor nivel para ese período de los últimos diez años, según estimó el investigador de la Universidad de Avellaneda (Undav), Sergio Chouza.

Es decir que para encontrar el volumen despachado actual hay que retrotraerse al 2009, cuando el país se vio afectado por la crisis global. Respecto a julio, la actividad en el sector privado se hundió 4%, por lo que tampoco mostró una variación positiva en la medición mensual.

Las cifras reflejan que la crisis del rubro ya lleva quince meses seguidos sin signos de mostrar una mejora, ni siquiera antes de las elecciones primarias, cuando se esperaba que las tibias medidas del Gobierno tuvieran algún efecto positivo sobre la actividad económica.

Sin embargo, el Grupo destacó que el índice con estacionalidad mostró una suba por segundo mes consecutivo, al avanzar un 7,8%. Además, resaltó que “el ritmo de la caída se está desacelerando mes a mes”, aunque este efecto puede deberse solamente a que se compara con un nivel de actividad menor, lejos de los picos que supo alcanzar durante el 2017.

 

Por ejemplo, en julio el indicador se había hundido 7,5% pero en junio el derrumbe había sido de casi 14%.

 

“Me llama la atención que les haya dado una caída menor al 10%, quizás hay un efecto de arrastre estadístico, porque después del 11 de agosto, la actividad no existió”, señaló Chouza en diálogo con BAE Negocios, en referencia al parate total que siguió al resultado de las PASO producto de la devaluación.

“En el 2020 va a tener que haber una convergencia a la baja de los precios de las propiedades en dólares. El mercado inmobiliario no asimiló que opera con precios viejos y un poder adquisitivo en moneda dura nuevo, que se pulverizó respecto al costo del metro cuadrado”, añadió.

Lo cierto es que el sector había tenido un fuerte dinamismo a partir de los créditos hipotecarios UVA, pero la devaluación del año pasado y luego la suba de tasas frenaron la entrega de préstamos por parte de los bancos. Y con el salto del dólar a $58 tras las primarias, la situación se complicó todavía más.

 

“Estos índices suelen sobrerreaccionar al ciclo y más el de Construya, que mide solamente el privado”, apuntó Chouza.

 

Es que mientras tanto, el Indec había medido para julio (último número oficial disponible) un descenso del 1,7% interanual. En ese sentido, el Isac tiene un mayor componente de empresas dedicadas a la obra pública, que se vieron afectadas por el ajuste fiscal.

Por su parte, el grupo Construya mide solamente el consumo de ladrillos cerámicos, cemento portland, cal, aceros largos, carpintería de aluminio, pisos y revestimientos cerámicos, adhesivos y pastinas, pinturas impermeabilizantes, sanitarios, grifería y caños de agua.

 

foto ilustrativa