Proponen la creación de una “Comisión Especial para el estudio y redacción de una Nueva Ley Provincial de Educación”

MISIONES. En estas semanas, se dio a conocer que en la Cámara de Representantes de la Provincia se está impulsando un proyecto de ley, de adhesión a la Ley Nacional 26.468, para que la enseñanza del portugués sea obligatoria en las escuelas de Misiones desde el nivel primario (https://infoberdigital.com/2019/08/30/presentaron-proyecto-para-que-se-ensene-portugues-obligatoriamente-en-las-escuelas-de-misiones/). En esta y muchas otras innumerables iniciativas legislativas con estado parlamentaria resaltan las evidentes necesidades de cambios y modernización que requiere el sistema educativo en nuestra provincia. 

No obstante, el necesario y urgente debate que necesita la provincia requiere ponderar todas esas iniciativas legislativas, y actualizar el sistema educativo dándole cimientos adecuados y esos cimientos deben comenzar poR una nueva ley de educación provincial.

Dicho objetivo integrador de todas las iniciativas parciales, es perseguido por un proyecto para la creación de una “Comisión Especial para el estudio y redacción de una Nueva Ley Provincial de Educación”, que fue elaborado y presentado por la docente y diputada provincial, Alba Beatriz Nilsson. 

En parte de su fundamentación, resalta el hecho de que en Misiones “se encuentra vigente la Ley VI – Nº 128 (antes Ley 4.409) mediante la cual nuestra Provincia se adhiere a la Ley Nacional de Educación Nº 26.206 y cuyo texto constituye el Anexo I de la referida ley provincial, motivo por el cual tiene plena validez y vigencia en todo nuestro territorio”.

A pesar de la mencionada adhesión, “la Provincia de Misiones aún no cuenta con una Ley de Educación Provincial propia que, en armonía con la legislación Nacional vigente (Ley 26.206), refleje las diferentes necesidades y realidades socioeconómicas actuales y futuras provenientes de los distintos sectores de la educación en nuestra Provincia. Por tales motivos, deviene la trascendental importancia de iniciar una profunda reforma en la estructura educativa misionera en dicho sentido”.

De esta manera, “los cambios en el sistema educativo acontecidos a lo largo de los últimos años trajeron consigo nuevas estructuras y funciones en el ámbito educativo que no contempla la ley provincial actual”.

Agrega además, “nuestro sistema educativo está en crisis. Año a año en las negociaciones paritarias se discute preponderantemente, para no decir tan sólo, el salario de quienes están frente a las aulas. La remuneración es sin dudas un factor muy importante en el debate sobre la educación, pero hoy debemos debatirla en su totalidad. En tanto y en cuanto pongamos a la educación en el lugar de preponderancia que ésta realmente tiene, el debate sobre el rol docente se pondrá sobre la mesa con todo lo que ello implica”.

“Un factor muy preocupante de nuestro sistema educativo actual es la migración de los niños y niñas de la escuela pública a la escuela pública de gestión privada y las escuelas privadas propiamente dichas. La educación debe ser igualadora de oportunidades y posibilidades, y si no promovemos una discusión profunda sobre ello, eso no va a cambiar y las desigualdades van a ser insalvables en el futuro“, para sumar como fundamento sumamente relevante.

Además, “ante un mercado laboral vertiginosamente cambiante como el actual, en el que la tecnología cada vez más es capaz de reemplazar al ser humano, es necesario educar a las generaciones que el día de mañana saldrán a buscar trabajo para afrontar los desafíos del siglo XXI. Sino ponemos nuestra mirada en el futuro, nos espera una sociedad más desigual, con adultos incapaces de insertarse laboralmente“.

Por otro lado, en el documento se destaca cuáles serían los puntos necesarios para empezar la redacción de la Nueva Ley propuesta y estos son: realizar diagnósticos, estudios, consultas, convocatorias, análisis y sistematizaciones de todo el espectro educativo involucrado para la redacción de un nuevo Proyecto de Ley de Educación Provincial; realizar un relevamiento de los proyectos e iniciativas particulares, presentados ante esta Cámara; identificar las debilidades y fortalezas de la educación formal y no formal; generar mecanismos de consultas que garanticen tanto la participación de todos los miembros de la comunidad educativa, así como la recepción y consideración de sus aportes; convocar y contar con la colaboración de los equipos técnicos del Ministerio de Cultura, Educación, Ciencia y Tecnología de la Provincia (MCECT), el Consejo General de Educación de la Provincia (CGE), el Sistema Provincial de Enseñanza Privada de Misiones (SPEPM) y el Sistema Provincial de Teleducación y Desarrollo (SIPTED). Conformando así el grupo encargado de estudiar lo necesario para la Ley, teniendo un plazo de 12 meses para la finalización de la misma.

Y, finalmente, se aprecia en una parte del proyecto “esta nueva Ley debe configurar un compromiso con la sociedad misionera y su futuro”, haciendo notar la importancia y lo beneficioso que se estima resultaría el análisis de una Nueva Ley de Educación provincial “otorgando cohesión, consenso y eficiencia al sistema educativo misionero”.