Passalacqua en la cumbre de gobernadores opositores contra Macri: “tenemos que defender lo nuestro”

BUENOS AIRES. Tras los anuncios realizados por Mauricio Macri, gobernadores peronistas y algunos pertenecientes a fuerzas provinciales se reunirán este miércoles para analizar y reclamar por el impacto que tendrá en sus presupuestos los cambios en Ganancias y el Monotributo dispuestos por el Ejecutivo.

Desde las 11 de la mañana, en el Consejo Federal de Inversiones (CFI), se espera que los mandatario de Tucumán, Juan Manzur; San Juan, Sergio Uñac; Entre Ríos, Gustavo Bordet; Chaco, Domingo Peppo; Formosa, Gildo Insfrán; La Rioja, Sergio Casas; y Tierra del Fuego, Rosana Bertone, entre otros, analicen los alcances de las medidas difundidas por el Gobierno.

Asimismo, en las últimas horas se conoció que, además, se sumarán el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez; el de Misiones, Hugo Passalacqua; y el de Santa Fe, Miguel Lifschitz. Incluso, hay algunos mandatarios que aún estarían definiendo si adhieren a esta iniciativa.

El gobernado misionero hizo declaraciones a los medios, ante de ingresar a la reunión. Afirmó que “tenemos que defender lo nuestro…Fin de mes llega y hay que sostener las provincias”. Anticipó que podrían pedirle al gobierno nacional los ATN (adelantos del tesoro nacional) atrasados para compensar. 

Lo cierto es que, a pesar de los nombres propios, los equipos técnicos de los distintos ministerios de Economía generaron un informe para la Comisión Federal de Impuestos que conforman, donde advierten que las medidas que anunció el presidente tendrán un costo total, entre impuestos coparticipables y de asignación específica, de $51.800 mil millones.

Según explicaron, “el 100% del impuesto a las Ganancias se coparticipa” y “la distribución del Monotributo es de un 30% a provincias y el 70% a la ANSeS”, por lo cual dejarán de percibir ingresos que van de los $6045 millones, que recibe la provincia de Buenos Aires y será la más afectada, hasta los $340 millones, que registra Tierra del Fuego, la menos golpeada por la medida.

Ante este panorama, algunos distritos se encuentran en alerta, ya que al dejar de percibir estos montos los pagos de los sueldos para los empleados públicos podrían estar en peligro. Es más, si además se resta el ingreso proveniente del cobro del IVA, “que se coparticipa en un 89%, siendo el 11% restante con destino a la Seguridad Social”, esta proyección podría convertirse en una realidad.

El panorama puede ser aún más sombrío para las provincias petroleras, las cuales ya mantuvieron un encuentro con el flamante ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, su par del Interior, Rogelio Frigerio y el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui; ya que con la congelación de los precios de las naftas sus economías regionales también están en juego.