“Patovicas”: proponen una ley para que se capaciten y regulen su actividad  

MISIONES. En la provincia, suelen darse a conocer casos en los que hay peleas y conflictos en bares, boliches, fiestas, etc., estas se presentan, usualmente, bajo poca supervisión y muy poco se conoce de cómo se desarrollan, el curso que toman las causas y qué se realiza para intentar prevenirlas (ver Con restos de un taco de pool, fabricó un arma y apuñaló a un sujeto en un barTras pelea en un pool, lo persiguió y acuchilló).

Dando cuenta de esto, y proponiendo una posible manera de paliar estos hechos negativos, se procura establecer el régimen jurídico que rija al personal que realiza tareas de control, de admisión y permanencia del público en eventos y espectáculos, A través de un proyecto presentado por la diputada provincial, Alba Nilsson. Se tendría así un registro de las personas que realizan las tareas, capacitación y habilitación de los mismos y los lugares donde trabajan.

De esta manera, cabe aclarar que la “correcta” labor de este personal es primordial a efectos de prevenir y solucionar una cantidad importante de problemas que ocurren en los mencionados sus ámbitos, como ejemplos: “dicho personal suele ser el responsable de comprobar la identificación de los concurrentes (especialmente en lo que respecta a la edad legal para la entrada de los clientes y el consumo de alcohol). Pues algunas de sus funciones es evitar que: los menores de edad, las personas alcoholizadas y/o agresivas ingresen al establecimiento o al ámbito de realización del evento. Debiendo en no pocas ocasiones resolver conflictos dentro del establecimiento, pudiendo implicar esto advertencias verbales a los infractores de normas, separar físicamente individuos y/o grupos, o asegurar que alborotadores, es decir, aquellas personas alcoholizadas y/o violentas abandonen el lugar.

En otras palabras, el personal que cumple estas actividades es fundamental para el orden y seguridad en eventos nocturnos y en los que se consume alcohol. A pesar de ello, “en el léxico actual de los jóvenes, a las personas que trabajan en esta actividad se las denomina con el término informal de: “patovicas”. Esta denominación peyorativa ya demuestra la poca consideración que, en general, los jóvenes les dispensan”, como bien lo explica Nilsson en el proyecto.

Por estas razones, “se procura que estas labores sean desempeñadas con personal idóneo y capacitado…

1) La exigencia de acreditar aptitud psicológica para la tarea a desempeñar;

2) No haber sido condenado por delitos de lesa humanidad;

3) No haber sido condenado por delitos cometidos en el desempeño de la actividad

regulada por este proyecto de ley;

4) O haber sido exonerado de las fuerzas armadas, de seguridad, policiales, del servicio

penitenciario u organismos de inteligencia.

En cuanto a capacitación:

1) Haber cumplido con la educación obligatoria (actualmente el nivel secundario);

2) Obtener certificado técnico habilitante otorgado por la autoridad de aplicación, como

resultado de haber aprobado un curso de capacitación en: derechos humanos, seguridad

contra siniestros, primeros auxilios, control de admisión y permanencia, comunicación

no violenta, y técnicas de neutralización de agresiones físicas, entre otras temáticas útiles

para el adecuado ejercicio de su tarea”.

Además, “otra cuestión relevante que hace hincapié este proyecto es procurar prevenir el ejercicio discriminatorio del: “derecho de admisión”. A dichos efectos, plantea la cuestión definiendo el derecho de admisión como: “el derecho en virtud del cual, la persona titular del establecimiento y/o evento, se reserva la atribución de admitir o excluir a terceros de dichos lugares… En condiciones objetivas de admisión y permanencia, que no deben ser contrarias a los derechos reconocidos en la Constitución Nacional ni suponer un trato discriminatorio o arbitrario para las personas”.

Y, finalmente, la diputada asegura que “las razones mencionadas ameritan que resulte muy importante que la provincia cuente con un instrumento legal para abordar adecuadamente esta trascendente y compleja temática. Generando los estímulos necesarios como para que el personal de tareas de control con una mayor idoneidad y capacitación realicen su tarea de forma razonable, previniendo tanto conductas discriminatorias como abusos verbales y físicos. Llegando a ser colaboradores natos del público en siniestros y emergencias médicas y agentes idóneos para el adecuado cumplimiento de lo establecido en las normativas de nocturnidad y espectáculos públicos”.

Para leer el proyecto completo: http://www.diputadosmisiones.gov.ar/web_camara/archivos/proyectos/P45146.pdf?fbclid=IwAR3yFcWmm9OHdbXaaTFBmJuWijnQ9t8MoUoMr8U3bLMYtMiubIiS45HB79k

Anuncios