Bullrich: “Vamos por los votos, el alma y el corazón de los argentinos”

BUENOS AIRES. “Vamos por los votos, el alma y el corazón de los argentinos”, fue el mensaje que dio Patricia Bullrich cuatro días después de la contundente derrota del oficialismo en las elecciones primarias. La ministra de Seguridad habló en conferencia de prensa luego de la reunión de Gabinete ampliada en el Centro Cultural Kirchner (CCK) que encabezó el presidente Mauricio Macri, que arengó a su tropa tras el revés electoral y que cerró filas para encarar la campaña con vista a las generales de octubre.

Al igual que Macri Bullrich dijo el Gobierno comprendió el “voto castigo” de la clase media, que golpeada por la crisis y la escalada del dólar optó por votar alternativas a Juntos por el Cambio. “La gente sabe que recibimos su mensaje”, aseguró, acompañada en la conferencia por su par de Educación Alejandro Finocchiaro.

El funcionario dijo que el enojo del Presidente tras las elecciones -como evidenció en su conferencia del lunes, cuando culpó al kirchnerismo por la devaluación- “era consigo mismo, no con el votante”. Además hizo autocrítica: “No nos dimos cuenta a tiempo del padecimiento de la clase media”.

Bullrich explicó que el oficialismo organiza los recursos “para seguir adelante y dar la batalla electoral del 27 de octubre”. “Cambiemos tomó una decisión muy importante frente a toda su gente: vamos por los votos, el alma y el corazón de los argentinos que creen en las mismas ideas por las que estamos en el Gobierno”, planteó. Dijo que esas ideas son “la libertad, el desarrollo y la capacidad de generar que un país sea capaz de ponerse en frente de un tipo de poder que siempre gobernó la Argentina”.

En la reunión Macri, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta dieron discursos para hacer autocrítica y catarsis por el revés electoral del pasado domingo y, sobre todo, levantar el ánimo y motivar a sus funcionarios y asesores de segunda y tercera línea para los meses que se avecinan.

Hubo un imponente despliegue de seguridad, que provocó asombro entre los vecinos del barrio porteño de San Nicolás. Decenas de micros y camionetas de Prefectura y de Gendarmería se apostaron desde la madrugada en las inmediaciones del edificio, ubicado entre las calles Leandro Alem y Corrientes.

Luego de las primeras horas de desconcierto por el mazazo electoral y del traspié que significó la conferencia de prensa del lunes, Macri buscó retomar la iniciativa y renovar su imagen de cara al electorado: anunció un paquete de medidas económicas para llevar alivio a las clases media y baja en medio de la escalada del dólar, pidió disculpas por su destemplada reacción y tendió puentes con el candidato del Frente de Todos y ganador de las primarias, Alberto Fernández.